07/11/19

Transportistas miran de reojo una medida dispuesta por Vidal en su retirada

Se trata del Plan de Modernización que limita la vida útil de los colectivos. En el interior bonaerense advierten que, si los municipios adhieren, la crisis se agudizaría. Buscan certezas de Kicillof.


En las últimas horas, la administración saliente de María Eugenia Vidal estableció un plan de modernización del parque móvil del transporte público automotor de pasajeros en base a los parámetros de antigüedad, accesibilidad y seguridad que, entre sus puntos más relevantes, limita la vida útil de los colectivos. La medida, que comenzará a regir a partir del 1 de enero de 2020 –ya con Axel Kicillof al mando-, determina que los vehículos que ingresen en 2020 no podrán exceder los 10 años, limitándose su vida útil hasta un máximo de 12 años de antigüedad. En 2022, esto último se reduce a 10 años.

Esta resolución firmada por el subsecretario de Transporte, Fernando Riavec –un ex Colcar-, menciona en sus considerandos que el texto de renovación de flota fue acordado con empresas carroceras y cámaras del sector. Sin embargo, transportistas del interior bonaerense consultados por Letra P no sólo dieron cuenta de su desconocimiento de esa medida, sino que recalcaron que, de ser replicadas en los municipios donde cada una de estas firmas operan, se agudizaría la situación crítica que ya se presenta en varias de ellas.

En su artículo 12, esta resolución invita a los municipios “a dictar normas que adopten las mismas exigencias en materia de accesibilidad y seguridad para los servicios comunales”. Sin embargo, abre el paraguas de inmediato al dejar en claro que “las modificaciones normativas en materia de transporte público automotor de pasajeros municipal que impacten en sus estructuras de costo y que excedan las exigencias dispuestas, no serán contempladas para el cálculo de las compensaciones (subsidios) en los términos del Decreto 1813/18”.

“Hoy estamos tan lejos de renovar la flota”, expresó a Letra P el gerente de una empresa de transporte público del sur bonaerense para subrayar que, en su caso, el contrato de concesión que tiene con el municipio donde opera es de “hasta 20 años” y que posee unidades de más de ocho años de antigüedad, en un contexto de extensa crisis en la que no han podido adquirir nuevos vehículos en los últimos cuatro años.

De esta forma, una adhesión municipal a esa resolución provincial ocasionaría serios problemas financieros en algunos transportistas: “La crisis es grandísima, hemos perdido cinco años de antigüedad y en el mejor de los casos que esto mejore, vas a tener muchos años para renovar la flota porque un 0Km vale más de $7 millones”, sintetizó una de las voces abordadas.

Por otro lado, voces de la Cámara de Transportadores por Automotor de Pasajeros del Interior Bonaerense (Catapib), señalaron que en la última asamblea realizada el sábado pasado, la preocupación por la actualidad del sector fue protagonista de las intervenciones.

En ese marco, se detalló que se están haciendo gestiones para comenzar a tener certezas en cuanto a quiénes van a ser los funcionarios del área de Transporte de la provincia del gobierno de Axel Kicillof. Mientras tanto, se insiste en el pedido de descongelamiento del subsidio que reciben de la Provincia.

Letra P no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Fuente: Letra P