29/11/19

Subte línea B: el sorpresivo paro de los metrodelegados seguirá hasta las 13

Denunciaron que un grupo de trabajadores fue agredido en un taller por gremialistas de la UTA. Y afirmaron que no hay “condiciones mínimas de seguridad” para prestar el servicio.


Sin servicio. La línea B está interrumpida por un paro sorpresivo de los metrodelegados.

El viernes comenzó de la peor forma para los usuarios de la línea B del subte porteño: el servicio se encuentra interrumpido por un paro sorpresivo lanzado durante la madrugada por los metrodelegados. El servicio se reanudará a las 13 horas, confirmaron.

"Desde la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro informamos que, finalizada la asamblea de trabajadorxs de la Línea B, esa línea reanudara su servicio a partir de las 13hs del día de la fecha", aseguraron en un comunicado de prensa.

Luego, detallaron los reclamos al Gobierno de la Ciudad y a Metrovias: "Que tomen las medidas que sean necesarias para evitar situaciones de violencia como las que sucedieron durante la madrugada y que garantice las condiciones de seguridad a cada trabajador en el ámbito del subterráneo. Mientras tanto, lxs trabajadores continuaran en estado de asamblea permanente".

La medida de fuerza, según denunció la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro se debe a que “cerca de la medianoche, un integrante de la patota y delegado de la UTA, ingresó al taller Rancagua y comenzó a increpar a operarios que se negaban a manipular materiales con asbesto. Esta persona golpeó y empujó a varios compañeros del taller, provocando que uno de ellos caiga en la zona del tercer riel electrificado, al borde de ocasionar una tragedia".

De acuerdo a los metrodelegados, "la decisión de no iniciar el servicio fue tomada para proteger la integridad física de los trabajadores y trabajadoras de la línea, dada la ausencia de condiciones mínimas de seguridad para prestar el servicio".

El comunicado de los metrodelegados explicando la medida de fuerza sorpresiva.

"Los trabajadores del taller Rancagua vienen haciendo retención de tareas, que es una prerrogativa legal que tienen para no exponer su salud por la presencia de asbesto", explicó el delegado Claudio Dellacarbonara en declaraciones al canal de cable Todo Noticias. "La empresa armó un grupo de choque junto con algunos representantes del gremio minoritario, que es la UTA, acompañados por supervisores de Metrovías, que intentan obligarlos a realizar tareas con ese material", agregó.

En ese marco, denunció Dellacarbonara, "los trabajadores se negaron y acto seguido ese grupo quiso por la fuerza, con agresiones, obligarlos a realizar sus tareas: uno de los operarios casi cayó sobre el tercer riel -que es la alimentación de alta tensión que tienen los trenes- así que estaríamos frente a la presencia de un intento de homicidio".

Se desconoce la duración de la medida de fuerza y si habrá réplicas en otras líneas de la red porteña. "Durante la mañana, informaremos los pasos a seguir", afirmaron los metrodelegados. "Pedimos disculpas al público usuario y los invitamos a optar por medios de transporte alternativos", agregaron en un comunicado firmado por Roberto "Beto" Pianelli y Néstor Segovia.

Fuente: Clarín