04/11/19

Mendoza baja la tasa de regalías para desarrollar Llancanelo

El Gobierno de Alfredo Cornejo recortó a la mitad, de un 12% a un 6%, la alícuota que deberá pagar YPF por producir en el sur provincial. La intención de la petrolera es invertir más de u$s 100 millones en la perforación de más de 30 pozos.


Decidida a reactivar sus niveles de exploración y explotación de hidrocarburos, Mendoza redujo un 50% la tasa de regalías del proyecto de crudo pesado Llancanelo, ubicado en el departamento de Malargüe.

A través de un decreto firmado por el gobernador Alfredo Cornejo, la provincia cuyana recortó la alícuota desde un 12% hasta un 6%. La medida, que en este caso beneficiará a YPF, podría replicarse (no necesariamente en la misma proporción) en otras áreas para atraer nuevas inversiones al sector.

La puesta en valor de Llancanelo implicará por parte de YPF una inversión superior a los u$s 100 millones para la perforación de más de 30 pozos. El desarrollo representará, inicialmente, más de 200 empleos directos.

La petrolera venía reclamando una disminución de las regalías desde hace tiempo. Sucede que la baja calidad del petróleo pesado de Llancanelo exige un nivel de gastos sensiblemente mayor que el de otros bloques. Gracias a la decisión de Cornejo, está todo dado para que la explotación del área se torne rentable.

A decir del subsecretario provincial de Energía y Minería, Emilio Guiñazú Faber, aunque en los últimos tiempos el gas no convencional de Vaca Muerta se robó toda la atención de la industria, hoy el foco vuelve a estar puesto sobre el crudo. “Ésa es una buena noticia para nuestra provincia, que se encuentra fuera de la ventana del gas”, señaló el funcionario.

Según sus palabras, aparte de avanzar con la instrumentación de programas piloto en varios puntos de la porción mendocina de Vaca Muerta, la provincia se encuentra frente a la gran oportunidad de poner en valor sus crudos pesados. Tenemos más recursos de esa clase por aprovechar que los extraídos en toda nuestra historia”, cuantificó.

Yacimientos como Llancanelo, ejemplificó Guiñazú Faber, suscitan grandes expectativas y paulatinamente comienzan a entregar datos favorables. “Estamos impulsando medidas similares a las que tomó el Gobierno nacional para fomentar esta producción y ayudar a desarrollar la infraestructura necesaria”, remarcó.

De la mano de la innovación tecnológica y de una mayor competitividad de los costos, precisó, Mendoza recibirá cuatro nuevas plantas de polímeros para promover la recuperación terciaria. “Así se competirá crudo contra crudo y saldremos un poco del monopolio de la atención que tuvo en los últimos siete años Vaca Muerta en función de las necesidades gasíferas del país”, anticipó.

Atractivo turístico

La cuenca de Llancanelo, uno de los principales yacimientos convencionales de crudos pesados en la Argentina, se localiza unos 65 kilómetros al sur de la ciudad de Malargüe.

En 1980, las 42.000 hectáreas (Has) que la componen fueron declaradas ‘Reserva Faunística Provincial’ por su alta diversidad y su abundancia de flora y fauna. Cuenta con una laguna de 370 kilómetros cuadrados (km²), cuyo promedio de profundidad oscila en torno a los 30 centímetros.

Llancanelo es, además, un importante humedal utilizado por numerosas especies animales para construir sus nidos en un paisaje semidesértico típico de la Patagonia argentina. Sus características naturales, su biodiversidad y sus paisajes lo posicionan como un sitio turístico emblemático. ›|‹

Fuente: El Inversor Energético