05/11/19

Jan de Nul se adjudicó dragado de puertos en áreas de Bahía Blanca

La empresa belga se impuso en una licitación para hacer mantenimiento en Ingeniero White, Galván y Rosales. Los trabajos demandarán 27 meses.


Experiencia. Jan de Nul tiene en la Argentina una flota de seis dragas equipadas con tecnología moderna que operan en la hidrovía.

Jan de Nul, empresa familiar de origen belga, resultó adjudicataria de las obras de dragado en los puertos de Ingeniero White, Galván y Rosales, en la localidad bonaerense de Bahía Blanca.

Según informó la compañía, obtuvo la concesión luego de un proceso de licitación llevado a cabo por el Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca.

El acuerdo fue firmado recientemente en dicha ciudad e incluye el dragado de mantenimiento de los sitios de atraque de los puertos de Ingeniero White, Galván y Rosales y de sus correspondientes accesos y zonas de maniobra.

Los trabajos tendrán una duración estipulada de 27 meses y serán llevados a cabo por la draga DN 28 que cuenta con el sistema de dragado de inyección de agua.

A su vez, de acuerdo con lo estipulado en el pliego, la empresa realizará, previo al inicio de las operaciones, los relevamientos hidrográficos correspondientes.

Marcelo Persichini, gerente de Jan de Nul responsable del proyecto, expresó: “Estamos muy contentos de haber concluido exitosamente el proceso licitatorio y resultar adjudicatarios de estas importantes obras que constituirán un aporte clave para mejorar la operación de estos puertos y hacer más eficiente y competitiva la comercialización de cereales, combustibles, productos químicos, fertilizantes, contenedores y otros tipos de carga”.

La empresa belga es líder mundial en obras de infraestructura marítima y portuaria y cuenta en la Argentina con una flota de seis de dragas equipadas con la más moderna tecnología, que se encuentran actualmente operando en la Hidrovía Paraguay-Paraná.

Jan de Nul está presente en más de 150 países en obras de infraestructura marítima, dragado, ingeniería civil y medioambiente. Cuenta con una facturación anual de u$s3.000 millones y tiene más de 7.000 empleados a nivel mundial. En la Argentina opera hace 25 años y cuenta con 500 profesionales.

El grupo es líder en el mercado de dragado y obras marítimas, así como en servicios especializados para el mercado offshore de petróleo, gas y energía renovable.

La compañía aporta soluciones innovadoras, ya sea en la construcción de nuevos puertos, la instalación de los parques eólicos en alta mar o la reconversión de zonas industriales contaminadas.

A comienzos de octubre pasado, la compañía celebró un acuerdo con el Ente Administrador Puerto de Santa Fe (EAPSF) para llevar adelante las obras de dragado necesarias para llevar el canal de acceso al puerto provincial a una profundidad de 25 pies de calado.

Las tareas se harán con la draga Alvar Núñez Cabeza de Vaca, que obtuvo la categorización de buque de bandera nacional y que forma parte de la flota de seis de dragas que cuentan con la más moderna tecnología.

Fuente: Ámbito