01/11/19

Andes suspendió por 10 días sus viajes a Salta

Casi 100 trabajadores no cobran sus sueldos hace 5 meses, ni el medio aguinaldo. La empresa aduce que no tiene ni para el combustible. El gobierno nacional y las provincias, en silencio.


“Estamos viviendo algo similar a lo que sucedió entre el 2001 y el 2002 con Dinar”. El referente de la delegación regional norte del Gremio Aeronáutico, Juan Pablo Armanino, describe así la situación que atraviesa la línea aérea salteña.

Con el compromiso de subsidios por parte del gobierno de Chubut establecido mediante convenio la línea empezó con vuelos directos a Puerto Madryn. Desde la provincia del sur se dejó de pagar lo comprometido y por los vuelos ya vendidos la empresa siguió operando. “Pero ahora colapsó”, dijo Armanino al indicar que se acumularon 280 millones de pesos de deuda.

El sindicalista afirmó que desde la empresa se hizo “lo humanamente posible por cobrar la deuda” sin conseguir resultados. El vuelo que debía salir este jueves a las 21 se suspendió. Lo mismo sucederá por diez días con los demás vuelos vendidos.

Por ahora, y pese a los salarios adeudados, los trabajadores continuaron asistiendo a realizar sus tareas. Anoche no fueron, pues el panorama iba a ser de 160 pasajeros que se iban a quedar sin poder viajar.

Armanino sostuvo que en caso de que Chubut salde lo adeudado “se podría operar hasta abril del año que viene”. Se solicitó la asistencia de legisladores provinciales y nacionales y esperan una declaración de emergencia que enmarque el pago a la empresa. Hubo también reuniones con legisladores y funcionarios chubutenses, pero sin soluciones.

Añadió que los gobiernos provinciales que firmaron los convenios de subsidios dejaron a la empresa a su suerte, incluido el gobierno salteño. Se hicieron las consultas al Ministerio de Turismo y Cultura de Salta. No hubo respuestas.

“El gobierno de (Mauricio), Macri nos destruyó”, sentenció el gremialista. Sucede que Andes al menos hace tres años podía comprar aviones nuevos y “venía creciendo”. Pero al desregularse el mercado y “abrir los cielos”, el presente de las aerolíneas no es el mejor. “Hoy la empresa está muy cerca de llegar al colapso y tenemos 100 familias de Salta que están en riesgo de quedar sin su fuente de ingresos”, sostuvo Armanino.

Fuente: Página 12