24/10/19

Volvió a fallar una hidroeléctrica que tuvo problemas durante el apagón

Se rompieron dos transformadores en la central Planicie Banderita, sobre el Río Neuquén. Afecta a la potabilización del agua y al riego de hectáreas productivas.


La central hidroeléctrica Planicie Banderita, ubicada sobre el Río Neuquén en las cercanías de la localidad San Patricio del Chañar, se encuentra fuera de servicio desde el 10 de septiembre por una falla.

La rotura de dos de tres transformadores de 16 a 500 kv ocasionó que se elevara el caudal del río, complicara la potabilización del agua y afectó el sistema de riego en el Comahue, según contó el diario Río Negro.

Hace dos semanas, el gobierno de Río Negro presentó ante la Justicia un amparo por la turbiedad del agua, ocasionada por esta falla.

La represa, que pertenece al complejo Cerros Colorados de la firma Orazul Energy (ex Duke Energy International, DEI), ya había tenido graves problemas para arrancar a generar energía el 16 de junio, cuando se registró el primer blackout de la historia argentina.

La planta, de 479 MW de potencia y 1521 gigavatios-hora (GWh) de generación eléctrica anual, tiene como objetivo atenuar las crecidas del Río Neuquén.

Construida en 1977 por la italiana Salino Impregilo y la argentina Sollazzo Hnos., su falla preocupa a los habitantes del norte de la Patagonia.

Su grave falla afecta ahora la potabilidad del agua y el riego de 60.000 hectáreas productivas en el Alto Valle, donde tiene centro la actividad frutihortícola.

Hace cuatro meses, cuando sucedió el primer apagón total de energía eléctrica -que coincidió con el festejo del Día del Padre-, la normalización del 100% del abastecimiento demoró casi 14 horas en parte por sucesivos desenganches en el "arranque en negro" de centrales como Planicie Banderita.

Eso complicó el regreso del servicio en Neuquén, que estuvo incomunicada durante un par de horas aquel 16 de junio.

Fuente: El Cronista