04/09/19

YPF avanza con exportación de GNL y traza plan para construir planta

La petrolera iniciará la próxima semana sus exportaciones regulares desde la barcaza ubicada en Bahía Blanca. Dicha ciudad, junto a Quequén y Carmen de Patagones, están bajo análisis como posibles locaciones para la fábrica que permitirá industrializar masivamente y exportar el gas de Vaca Muerta. Demandaría inversión de u$s10.000 millones.


El plan de la petrolera estatal requiere de la participación de otros grandes jugadores del mercado.

La petrolera YPF analiza a Bahía Blanca, Quequén y Carmen de Patagones como posibles locaciones para la construcción de una planta de licuefacción que permita industrializar de manera masiva y exportar el gas natural de Vaca Muerta a mediados de la próxima década.

Así lo reveló este martes el vicepresidente de Gas y Energía de YPF, Marcos Browne, al visitar la barcaza licuefactora que la petrolera opera en el puerto de Mega en Bahía Banca y que en las próximas horas comenzará a producir Gas Natural Licuado para iniciar desde la semana próxima sus exportaciones regulares.

"Si bien Bahía Blanca tiene la delantera en este proyecto que estamos desarrollando, también se están analizando las locaciones de Quequén y Carmen de Patagones, cada una con sus ventajas y sus contras, que deberán ser analizadas en detalle", explicó Browne en diálogo con la prensa.

El proyecto demandará una inversión de entre US$ 4.000 y 5.000 millones sólo en lo que refiere a la planta de licuefacción, en un predio de al menos 300 hectáreas sobre el que se desplegará un crecimiento modular de instalaciones, y a lo que se le deberá sumar la infraestructura necesaria.

Se trata, en principio, de un nuevo ducto de 600 kilómetros desde Vaca Muerta con un costo de US$ 1.000 millones y la inversión para la producción incremental de gas no convencional por unos US$ 2.500 millones que permita alcanzar un suministro diario de 25 millones de metros cúbicos.

Se trata entonces de una necesidad de inversión de entre US$ 8.000 y 10.000 millones que requerirá la participación de otros grandes jugadores que ya están en Vaca Muerta, y otros que puedan llegar, y que requerirá alcanzar costos competitivos respecto a otros proyectos existentes que están en marcha.

YPF lidera un proyecto que deberá estar listo en sus detalles de ingeniería en los próximos 18 meses, a partir de los cuales se deberá conformar un consorcio que lo lleva adelante.

Fuente: Ámbito