30/09/19

Suba de 6% en biocombustibles: no toca naftas pero para empresas el precio está atrasado 20%

Los nuevos valores regirán a partir de mañana y serán los mínimos con los que las petroleras deberán negociar con las pymes productoras, mientras que hasta agosto era un precio regulado.


Suba de 6% en biocombustibles: no toca naftas pero para empresas el precio está atrasado 20%

El Gobierno publicó el viernes en el Boletín Oficial distintas resoluciones que modifican precios energéticos, aunque por el momento no tendrán impacto en los usuarios finales.

Los biocombustibles aumentaron un 6%, tal como había prometido semanas atrás la Secretaría de Energía. Por las disposiciones 237 y 238 de la Subsecretaría de Hidrocarburos y Combustibles, el precio del biodiesel trepó a $ 35.635 por tonelada, mientras que el biodiesel de caña de azúcar se fue a $ 27,203 por litro y el elaborado a base de maíz, a $ 24,635 por litro.

Estos precios regirán a partir de mañana y serán los mínimos con los que las petroleras deberán negociar con las pymes productoras, mientras que hasta agosto era un precio regulado.

La medida llega días después de que los productores denunciaran penalmente al secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, por el cambio en la fórmula que ya dejó de remunerar los costos y por la pasividad mostrada para hacer cumplir el corte obligatorio de biocombustibles en naftas y gasoil, según consideró la secretaria de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, en distintas intimaciones cursadas al Gobierno nacional.

Según las empresas consultadas, el aumento es una "buena señal" pero, a la vez, "una gota en el desierto", ya que el precio está atrasado cerca de un 20%.

Por otro lado, a través de las resoluciones 264, 265, 267, 268, 269, 270, 271 y 272 del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), se actualizaron las remuneraciones a las empresas transportistas con retroactividad al 1° de agosto, tal como correspondía por la Revisión Tarifaria Integral (RTI).

Se trata de un aumento de 21,19%, que repaga un mix entre la inflación mayorista y la minorista acumulada en el primer semestre de 2019 (enero-junio) y que impactaría en apenas un 4% en la factura final.

Pero, según adelantaron en el Gobierno, en línea con su promesa de que no habrá incrementos tarifarios a los usuarios finales hasta 2020, se destinarán subsidios para cubrirlo.

La medida no aparece escrita en las resoluciones, pero desde Energía informaron que desembolsarán unos $ 275 millones por mes o un costo fiscal total cercano a los $ 1375 millones.

Fuente: El Cronista