03/09/19

En clima incierto, Aerolíneas mejoró resultados en agosto

Las líneas aéreas que operan en el país están pendientes de lo que puede pasar a partir de diciembre si hay un cambio de gobierno. Además, el sector enfrenta costos en dólares y tiene ingresos en pesos.


Performance. Aerolíneas Argentinas informó que en agosto también logró un factor de ocupación superior al 80% y 90% de puntualidad.

En medio de un clima político incierto y un mercado aerocomercial que no deja de perder rentabilidad, Aerolíneas Argentinas registró en agosto una mejora significativa en sus operaciones. La línea aérea estatal mostró resultados positivos tanto en cantidad de pasajeros transportados como en nivel de ocupación y puntualidad.

La nueva devaluación del peso y las constantes subas en el precio del combustible afectaron la rentabilidad de todas las líneas aéreas que operan en el país, que siguen volando a pérdida ya que enfrentan costos dolarizados y venden pasajes en pesos.

A esto se agrega la incertidumbre política que rodea al sector aerocomercial tras el resultado de las PASO. Por un lado, porque un triunfo de Alberto Fernández en octubre siembra interrogantes sobre cuál será la política a aplicar con Aerolíneas Argentinas. La gestión actual logró bajar a 200 millones de dólares anuales los subsidios que necesita para funcionar, que durante las gestiones kirchneristas llegaron a ser hasta tres veces más elevados.

Lo que ocurra con la aerolínea de bandera también es determinante para el resto del mercado, al que ingresaron nuevos jugadores en los últimos dos años.

Así, el protagonismo creciente de las compañías low cost, sostenido por una política de pasajes baratos, podría verse afectado si el mercado vuelve a cerrarse. Pero esto implicaría menos pasajeros volando y precios más altos.

Al comparar las cifras del primer semestre de este año con el mismo período de 2015 surge que se sumaron al mercado aéreo 5,5 millones de pasajeros, alentados por la competencia entre empresas por ofrecer el precio más bajo.

Mientras estos interrogantes se mantienen, Alberto Fernández sólo dio una pista de lo que podría hacer con Aerolíneas Argentinas en caso de ser presidente. Dijo que le gustaría “rescatar” a Isela Costantini, que ya estuvo al frente de la empresa estatal en 2016. Los criterios que aplicó la ex General Motors en la aerolínea no fueron muy distintos de los que aplicaron quienes la sucedieron, Mario DellAcqua primero y actualmente Luis Malvido.

En este marco, Aerolíneas informó ayer que finalizó agosto con 1.182.506 pasajeros transportados, que representan un aumento de 6 puntos porcentuales contra el mismo mes del año pasado. En tanto que el factor de ocupación de los aviones fue superior al 80%.

Del total de pasajeros transportados el mes pasado, 901.332 personas lo hicieron en cabotaje. Los vuelos domésticos tuvieron una ocupación del 80,4%, con una suba de 6,5 puntos respecto del mismo mes de 2018.

En los vuelos internacionales también hubo una mejora visible. Viajaron 279.843 pasajeros, con un aumento de 9% contra agosto de 2018. La ocupación llegó al 82,4%, 7,7 puntos más que en agosto del año pasado.

En los primeros ocho meses del año los pasajeros transportados sumaron 8.889.483, una cifra que es 3% superior al mismo período del año pasado.

La puntualidad promedió 89% en agosto, valor similar al de agosto del año pasado, cuando se ubicó en el 90,8%.

Fuente: Ámbito