06/09/19

Analizan mejorar precios de biodiesel para evitar cierre de productores del Norte

Los productores pyme de biodiesel mantienen cerradas sus plantas hace tres semanas por la devaluación y el congelamiento de precios. Corren riesgo 60.000 puestos de trabajo. El Gobierno busca atenuar la crisis.


La Secretaría de Energía analiza habilitar un aumento en los precios del biodiesel que se utiliza en el mercado interno para mezclar con gasoil, aunque eso no impactará al público en estaciones de servicio. El Gobierno también subsidiaría la operación de las pymes aceiteras para evitar una catarata de despidos en las provincias del norte del país.

La propuesta que hizo ayer Energía fue insuficiente para los productores, pero todavía no está cerrada. Era un nuevo precio regulado de $ 33.000 por tonelada, desde los actuales 31.549 pesos.

El congelamiento por 90 días de los precios del crudo y los combustibles líquidos derramó también hacia la cadena de biocombustibles.

Hay unas 54 fábricas de biodiesel paralizadas hace tres semanas por la devaluación, que incrementó los costos en pesos de la materia prima (una commodity como la soja, y por ende dolarizada) mientras los precios de venta al mercado local se mantuvieron congelados.

Por este motivo se pusieron en riesgo unos 60.000 puestos de empleo y el corte obligatorio de biodiesel que deben mezclar las refinadoras con gasoil, que es de 10%, no se está cumpliendo.

Fuentes del sector indicaron que, en cambio, se está utilizando una décima parte (1% sobre el total del gasoil), situación que no desconoce el Gobierno.

Los representantes de la Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (CEPREB) se reunieron ayer con el subsecretario de Hidrocarburos y Combustibles, Carlos Casares, y el director de Biocombustibles, Jorge Garavaglia. Los funcionarios presentaron una oferta similar a la que había adelantado el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el martes a la Liga Bioenergética en la Quinta de Olivos.

Verónica Geese, secretaria de Energía de Santa Fe, criticó duramente el funcionamiento del sector. "El precio regulado está congelado desde julio y además ya estaba desfasado respecto a los costos. Las pymes se están fundiendo porque las petroleras están comprando el biodiesel a grandes cerealeras como Renova", fustigó.

"No podemos esperar hasta que nos den una solución. Las petroleras compran el biodiesel a las cerealeras habituadas a exportar a $ 38.000 por tonelada, un precio incluso superior al que el Gobierno les propuso a los productores pyme. Es un contrasentido", detalló Geese en diálogo con El Cronista.

Además, Geese advirtió sobre el riesgo que tendría en las cuentas públicas una mayor importación de gasoil o biodiesel en un país productor, en el caso de que sigan cerradas las plantas de biodiesel.

Los productores cuestionan que las pymes están agonizando, mientras las cerealeras como Renova, Vicentín, Bunge y Aceitera General Deheza (AGD) las están desplazando del mercado. En Rosario, el senador peronista y candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, había asegurado que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, estaban siguiendo de cerca esta crisis.

Fuente: El Cronista