08/08/19

Subtes: las líneas B, C y E empiezan a normalizar sus servicios tras dos horas de paro

No abrieron sus puertas a las 5.30 por un paro de los trabajadores que reclaman la falta de personal en boleterías recientemente inauguradas.


La línea C, una de las afectadas. (Foto: Foto Federico Lopez Claro)

Después de diferentes versiones, las líneas B, C y E de subtes no abrieron este jueves durante dos horas: de 5.30 a 7.30. Ahora ya comienzan a normalizar el servicio.

Los trabajadores reclaman la falta de personal en boleterías en estaciones recientemente inauguradas.

En la noche del miércoles, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP) había desmentido un paro en las líneas B, C y E del subte porteño, que había sido anunciado por algunos metrodelegados.

Más temprano, el metrodelegado de la línea B Daniel Erviti había anunciado un paro con una extensión inicial de dos horas, "aunque no se descarta que se pueda ampliar sujeta a la decisión que tome la asamblea de trabajadores que se realizará mañana (por este jueves) en forma paralela al inicio del paro".

El motivo esgrimido para el paro era "un nuevo fracaso a instancias de la audiencia desarrollada (el martes) en ámbito de la Subsecretaría de Trabajo por el conflicto Catalinas y Correo Central Norte".

El operador del subte porteño, Metrovías, informó por su parte que denunció la situación para dar intervención a las autoridades correspondientes y calificó el reclamo "de algunos delegados" de "completamente injustificado".

"Se encuentra vigente una instancia de diálogo en el ámbito de la Subsecretaría de Trabajo del Gobierno porteño. Metrovías ha participado en todas las audiencias convocadas hasta la fecha y continuará haciéndolo en busca de encontrar soluciones y evitar afectar a los usuarios", destaca el texto.

Y concluye: "En virtud de esta irregular situación y el anuncio de una medida de fuerza, Metrovías efectuó las denuncias correspondientes para dar intervención a las autoridades competentes y aplicar las sanciones que correspondan a aquellos trabajadores que obstaculicen o directamente impidan, en el día de mañana, el normal funcionamiento del servicio".

Fuente: Clarín