27/08/19

Reabren Olleros, la última barrera eliminada por el viaducto del tren Mitre

El proyecto gubernamental busca mejorar los tiempos de viaje y circulación del ramal Tigre, y de los usuarios de colectivos y automovilistas


A partir de este martes, la calle Olleros volverá a ser una alternativa para quienes la usan para cruzar hacia el lago de Regatas o la avenida Figueroa Alcorta en esa zona de los Bosques de Palermo.

Según la información oficial, la calle quedará abierta por debajo del viaducto del tren Mitre, que fue inaugurado en mayo de este año y permitió eliminar otras siete barreras a lo largo de la traza.

Olleros fue una de las primeras calles que se cerró en 2017 por la obra y es la última en abrir. Se debe a la complejidad de la zona, ya que el cruce a nivel estaba pegado a la estación Lisandro de la Torre.

En poco tiempo más, cuando sea inaugurada, esa parada estará elevada, como Belgrano C. El acceso estará en el mismo sitio en el que se ubicaba la vieja estación. Aunque la nueva quedará corrida hacia Retiro, y una parte estará sobre la calle Olleros.

Tendrá un módulo central y tres escaleras sobre Olleros para acceder a los andenes, que tendrán 210 metros de largo. Como estarán a 10,50 metros de altura, se podrá acceder a ellos a través de ascensores y escaleras mecánicas. Su cubierta abovedada será del tipo "refugio", para resguardar a los pasajeros de lluvias, tormentas o granizo.

En la planta baja estarán las boleterías, los molinetes de acceso, ascensores y baños públicos. También habrá un entrepiso de 145 m2, con dos escaleras fijas y una mecánica ascendente.

El Viaducto Mitre se extiende a lo largo de 3,9 kilómetros entre las avenidas Dorrego y Congreso. Al elevar las vías, ya se eliminaron las barreras de las calles Blanco Encalada, Monroe, Mendoza, Olazábal, Juramento, La Pampa y Sucre.

Además, se habilitaron cuatro calles que antes de la obra no tenían cruce a través de las vías: son Echeverría, Roosevelt, Virrey del Pino y José Hernández.

El proyecto busca mejorar los tiempos de viaje y circulación de los pasajeros del tren Mitre, ramal Tigre, y de los usuarios de colectivos y automovilistas que antes perdían tiempo en las barreras.

Según la información oficial, el viaducto tiene impacto directo sobre 100 mil pasajeros diarios de la línea Mitre-Tigre, 30 mil usuarios de colectivos que atravesaban los pasos a nivel y 70 mil automovilistas diarios que cruzan las barreras.

Fuente: iProfeaional