03/08/19

Mayor low cost europea vaticina la quiebra de Norwegian en meses


El abaratamiento de los precios de las ‘low cost’ ya está pasando factura a las aerolíneas. Ryanair, la mayor low cost europea, ha ganado un 21% menos en el primer trimestre de su ejercicio fiscal y ha advertido de la tendencia a la baja de cara al próximo año, alertando también de posibles quiebras de sus competidores.

Michael O’Leary, primer ejecutivo de la aerolínea, no se ha mostrado positivo respecto al complejo escenario que se avecina para el sector aéreo y ha indicado que prevé nuevas quiebras en invierno, siendo Norwegian un claro candidato a quebrar por las serias dificultades financieras que atraviesa.

Norwegian acaba de anunciar un recorte de 37 en los vuelos semanales que llevaba a cabo entre Europa y Estados Unidos. Así, el invierno próximo, en lugar de los 150 vuelos semanales, sólo habrá 113. Algunos de estos vuelos, según la compañía, puede que se repongan en el futuro, mientras que otros quedan cancelados definitivamente.

Norwegian ha registrado unas pérdidas en el primer semestre de 145 millones de euros y su CEO, Bjorn Kjos, ha dimitido tras 17 años al frente de la compañía. El director financiero y viceconsejero delegado, Geir Karlsen, ocupará su cargo.

Las pérdidas en este primer semestre del año son un auténtico varapalo para la compañía noruega después de aplicar un duro ajuste para controlar el gasto. Incluso la situación era mejor el año pasado, cuando en el primer semestre ganó 26,3 millones. Esta situación se produce pese a registrar un buen segundo trimestre a pesar de los problemas con los 737 Max, pero que no han compensado los resultados económicos de los primeros tres meses del año.

Norwegian, en medio de una crisis de resultados y en incesante caída bursátil, comenzó a operar el vuelo que une Brasil con Inglaterra, abriendo, así, la segunda ruta internacional en la región, que ya cuenta con la que une Buenos Aires – Londres. La conexión Londres – Río de Janeiro tendrá una frecuencia de cuatro vuelos semanales.

En octubre, Norwegian Air Argentina comenzó a operar vuelos de cabotaje en el país con dos rutas de Buenos Aires a Mendoza y Córdoba y, más recientemente, estrenó las rutas hacia Salta, Iguazú, Bariloche y Neuquén. Como informó REPORTUR.com.ar, la aerolínea ya tiene más de 14 vuelos diarios y planea sumar vuelos regionales.

La Dirección General de Aviación Civil española también concedió a Norwegian Air International siete frecuencias semanales para operar entre España y Perú, en un corredor que ahora cubren Iberia, con diez frecuencias semanales; Air Europa (Globalia), con siete semanales, y Plus Ultra, con permisos para cuatro.

Actualmente Norwegian opera cinco rutas a América: dos desde Madrid (Nueva York JFK y Los Ángeles) y tres desde Barcelona (Los Ángeles, Nueva York Newark y Oakland). A estas sumará el 2 de mayo la ruta entre Madrid y Boston y el 7 de junio la que unirá Barcelona y Chicago. Todas ellas operan con Boeing 787, de los que tres están basados en Barcelona (cuatro desde junio).

Bjørn H. Kise, el presidente de Norwegian, comunicaba hace unos días que dimite de su cargo, a la vez que la aerolínea ha iniciado un proceso de suspensión de contratos y reducción de jornada de sus trabajadores en Palma de Mallorca al no haber logrado un acuerdo con los sindicatos sobre su traslado a otras bases.

Norwegian afronta como uno de los máximos riesgos para su supervivencia la bajada de ingresos por la venta de billetes debido a que, ante la incertidumbre sobre la situación financiera, los clientes que tienen que hacer reservas para dentro de un tiempo se acaben decantando por otras aerolíneas con mayor fortaleza .

Norwegian puede enfrentarse a un escenario de menores ventas, como ya se apreció en el desplome de la ocupación en los últimos meses, y además de ello se le une que los billetes que se venden son a un menor precio, con lo que el impacto en los ingresos y la liquidez es notable, ya que asimismo las aerolíneas rivales están bajando tarifas para acentuar la presión sobre la low cost noruega.

Norwegian no se ve favorecida tampoco por el clima de quiebras recientes de aerolíneas, ni porque logre generar confianza en el mercado, después de que grupos como IAG o Ryanair coincidieran en afirmar que la aerolínea se inventaba cosas, incluso en un momento en el que la matriz de Iberia era accionista de la noruega .

Como reveló REPORTUR.com.ar, la low cost, que está pasando por una difícil situación económica y que busca ampliar su presencia en Argentina, suspende desde el 29 de marzo todos sus vuelos en el Caribe, en cumplimiento de su plan de emergencia para sanear las cuentas tras desplomarse continuamente la ocupación en sus aviones .

Las rutas que dejarán de volar son entre Fort de France, en la isla de Martinica, y Fort Lauderdale, en Florida; entre Fort de France y Montreal, y entre Fort de France y Nueva York; entre Point a Pitre, en Guadalupe, y estos tres destinos en Florida, Canadá y Nueva York, y también entre Cayena, en la Guayana Francesa, y estos dos archipiélagos, todos recorridos en el entorno de habla francesa.

Como reveló REPORTUR.com.ar, la aerolínea opera catorce vuelos diarios desde Aeroparque, incluyendo cinco a Córdoba, cuatro a Mendoza, dos a Puerto Iguazú, uno a Bariloche, uno a Salta y otro a Neuquén .

Norwegian anunció hace unos días que pretende dar un viraje a su estrategia de crecimiento, para encaminarse a otra que apueste por la rentabilidad, después de la situación financiera que atraviesa la haya obligado a una nueva ampliación de capital, esta vez de tres mil millones de coronas noruegas (308 millones de euros), lo que le ha supuesto desplomarse en Bolsa .

Además de las bases españolas, Norwegian también renunciará a las de Roma Fiumicino y Providence en Estados Unidos. Como ha informado preferente.com, Norwegian ha acumulado una deuda de 2.500 millones de euros y vive una situación financiera muy delicada, tal y como han constatado también agencias de calificación de deuda como Moody’s .

Norwegian está sufriendo constantes desplomes bursátiles que parecen no tener fin luego de presentar recurrentes pérdidas en sus resultados anuales y trimestrales, unido todo ello a que baja la ocupación de sus aviones, y a que sus ratios de deuda están muy por encima del resto de sus competidores europeos .

La desconfianza de los inversores sobre Norwegian, junto a los citados motivos, se fundamenta también en el recelo sobre su estrategia, que es considerada como demasiado dispar –vuelos transatlántico de pasillo único, ofensiva por mercados inconexos, entrada en la Argentina, low cost de largo radio– y poco sostenible para una aerolínea con aún escaso músculo .

Norwegian comenzó a operar en Argentina el 16 de octubre de 2018 con la ruta Buenos Aires – Córdoba en dos vuelos diarios y Buenos Aires – Mendoza en uno. Al final del primer trimestre, cuenta con 14 vuelos diarios y 6 rutas conectando Buenos Aires con las ciudades de Córdoba, Mendoza, Bariloche, Neuquén, Puerto Iguazú y Salta.

En diálogo con REPORTUR.com.ar, Matías Maciel, director de comunicaciones, hace un balance positivo, pues “estamos muy contentos, muy entusiasmados y optimistas respecto del proyecto que tenemos para Argentina”. Además, afirmó: “El 7 de enero se cumplió la primera etapa que fue a partir de la incorporación del cuarto avión. De esta manera, estamos operando con cuatro aviones, una flota de Boeing 737-800 y todos de una antigüedad menor a los dos años” para todas las rutas que realizan desde Aeroparque como principal base operativa.

Fuente: REPORTUR