05/08/19

La producción de crudo y gas en Mendoza repuntó 3,7% respecto al 2018


El sector de hidrocarburos de Mendoza va a contra mano del resto del país. Las estadísticas oficiales muestran que durante el primer semestre del año la producción de crudo de la provincia cayó 6,7% y alcanzó su nivel más bajo de la última década. A nivel nacional, en cambio, se observa un repunte del 3,7% en relación al año pasado, que se explica por los buenos resultados logrados por Neuquén y Chubut.

Desde el Gobierno Provincial afirman que la retracción que se observa en Mendoza es consecuencia directa de diez años sin llamados a licitación de áreas petroleras (entre 2008 y 2018). Ese estancamiento, aseguran, provocó una fuerte caída de inversiones en exploración que ahora se traduce en bajos niveles de producción.

Los datos oficiales

De acuerdo a la información publicada por el Ministerio de Energía de la Nación, entre enero y junio de este año Mendoza produjo 1.998.533 m3 de crudo, lo que significó una retracción del 6,7% respecto a igual período de 2018. Sin embargo, lo más preocupante no es la comparación directa con el año pasado, sino el bajo nivel de extracción en relación a la última década. Es que las estadísticas oficiales demuestran que entre 2009 y 2018 Mendoza nunca perforó el piso de los 2 millones de m3 de crudo extraídos durante el primer semestre. En 2019 la racha se quebró.

En el total de Argentina la realidad es otra. En los primeros seis meses del año se alcanzó una producción de 14.468.092 m3 de crudo, lo que dejó un aumento del 3,7% respecto al primer semestre de 2018. La mejora se debe principalmente al crecimiento logrado en ese período por Neuquén (23%) y Chubut (3%), dos de las grandes provincias petroleras del país.

Santa Cruz, el otro gran actor de la actividad, sufrió una caída del 3% en los primeros seis meses de 2019, mostrando una tendencia similar a la de Mendoza.

Momento de transición

El Subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, no se mostró sorprendido por lo que muestran las estadísticas. Según el funcionario, los resultados eran esperables, teniendo en cuenta que los últimos llamados a licitación de áreas petroleras, antes de los realizados por el gobierno actual, se había hecho en 2008. “Esa fue la última ola de inversiones. A partir de entonces no se licitaron nuevas áreas y la caída de producción fue inevitable.”, lamentó.

Recién en 2018 se volvieron a hacer llamados a licitación. En la primer convocatoria se licitaron ocho áreas, de las cuales seis eran nuevas y dos habían sido “revertidas”, por la falta de actividad de la empresa que tenía la concesión anteriormente.

El funcionario explicó además que Mendoza ha sido siempre productor de crudo convencional, pero los grandes yacimientos están declinando su producción en un 10% anual. Por ese motivo es que el Gobierno apunta a fomentar la exploración y explotación de crudo no convencional, lo que en el mediano plazo, según Guiñazú, “revertirá la tendencia negativa de la producción y permitirá recuperar el volumen de producción normal”.

El Subsecretario de Energía y Minería recordó que la actual gestión ya licitó áreas de petróleo no convencional, pero aclaró que pasará un tiempo hasta que se empiecen a ver los resultados. “Las empresas tienen un total de cinco años para definir si pasan de invertir en exploración a invertir en explotación. Por es que hoy, aunque se está avanzando mucho para favorecer el desarrollo del sector, las estadísticas siguen bajando junto al declinamiento de los pozos convencionales”, comentó.

De todas formas Guiñazú se mostró positivo en relación al futuro de la actividad y destacó, a modo de ejemplo, el avance de YPF para extraer crudo pesado no convencional en al área de Llancanelo. Es que la empresa con participación mayoritaria estatal anunció la inversión de U$S 103 millones en ese área, luego de que el Gobierno de Mendoza le concediera una reducción del 50% en el monto a pagar por regalías.

Fuente: Los Andes