08/07/19

Por un conflicto, Latam amenaza con no volar más de Buenos Aires a Miami

Pide utilizar aviones con matrícula chilena y lo debe autorizar el Gobierno. El caso, que el viernes generó demoras y cancleciones en Aeroparque y Ezeiza, abrió además una interna en el gremio APLA.


Avión de LATAM, fusión entre la chilena LAN y la brasileña TAM. La empresa pide que tripulaciones argentinas puedan cubrir la ruta local a EEUU con un equipo de matrícula chilena.

La aerolínea LATAM Argentina, filial del grupo LATAM, pidió al Gobierno autorización para utilizar aviones de matrícula chilena para volar la ruta local entre Ezeiza y Miami, que despega una vez por día. Rosario Altgelt, CEO de la filial, le dijo a Clarín que "es la única forma de poder seguir volando esta ruta a partir de 2020, ya que el avión que cubre actualmente este trayecto ya no podrá ingresar a Estados Unidos a partir del año próximo".

Altgelt agregó: "Lo que estamos pidiendo es utilizar una flota de nueve aviones de matrícula chilena, más modernos que el que tenemos en la Argentina, para que nuestras tripulaciones argentinas puedan abordarlos en Ezeiza y volarlos, ida y vuelta a Miami. Esos aviones una vez que llegan a Miami, son abordados por otras tripulaciones hacia otros destinos, luego vuelven a ese aeropuerto, se suben nuevamente las tripulaciones argentinas y regresan a Ezeiza".

-¿Y que pasará si el pedido de ustedes no prospera?

-De no poder avanzar con este pedido, deberemos levantar esta ruta a partir de enero del año que viene.

Lo que está pidiendo LATAM Argentina es utilizar la figura de "interchange", que en la jerga se utiliza para el alquiler de aviones de matrícula extranjera para volar una ruta local, con tripulaciones locales. El pedido ya fue elevado ante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), pero la cuestión va más allá de lo administrativo: hay una férrea oposición de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) a este tipo de desregulación.

De hecho, en la medida de fuerza que el gremio que encabeza Pablo Biró llevó adelante el viernes, el propio dirigente cargó las tintas sobre LATAM Argentina y su reclamo. "El problema más grave -aseguró ayer- está en LAN Argentina , porque les transfirieron las rutas a LAN Perú, LAN Chile, LAN Ecuador, LAN Colombia y LAN Brasil". Si bien la empresa cambió de nombre tras la fusión entre la chilena LAT y la brasileña TAM, los gremios la siguen nombrando (incluso en sus documentos internos) como hasta hace dos años.

Actualmente el avión de LATAM que cubre la ruta Ezeiza Miami es un avión Boeing B767 con matrícula LV (el código de la Argentina en la aviación) con 20 años de antigüedad, que no tiene el equipamiento que el Gobierno de Estados Unidos exige a partir del año que viene a las aeronaves que aterrizarán en sus aeropuertos.

"No estamos en condiciones de invertir en ese avión, que ya es obsoleto. Lo que estamos pidiendo es algo que se usa en todo el mundo y que no encierra el menor riesgo de dejar afuera a los trabajadores argentinos", aseguró Altgelt. "No se trata de una expresión de buena voluntad, sino que el Código Aeronáutico Argentino dice expresamente que para los vuelos generados en la Argentina deben volar tripulaciones argentinas".

-¿Pero si es tan así, sin riesgo de que pilotos extranjeros vuelen rutas locales, entonces los gremios no deberían estar de acuerdo?

-Ya lo hemos explicado una y otra vez. Entiendo que este tipo de oposición excede la cuestión, que va por otro lado.

En lo administrativo, el pedido de LATAM para hacer ese intercambio de aviones exige que la Argentina, a través de la ANAC, firme un acuerdo Doble Vigilancia con su par chilena, la DGAC. En la ANAC, sus voceros señalaron que el pedido está en proceso. "No es sólo el acuerdo de doble vigilancia. Además debemos emitir una autorización específica a la operación con Interchange que cubre distintas cuestiones", dijeron las fuentes oficiales.

Los propios pilotos de LATAM, 164 sobre un total de 228, firmaron un petitorio dirigido a Biró y el resto de la Comisión Directiva de APLA donde les exigen la realización de una asamblea para tratar el tema del "interchange" y, además, les piden tener autonomía para decidir, puertas adentro de la empresa, "restitución a la asamblea del sector LAN (de APLA) de toda decisión sobre la toma de acciones directas o de cualquier tipo en relación con LAN Argentina".

Fuente: Clarín