06/06/19

Macri inauguró una fábrica de aerogeneradores en Córdoba

En la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea), el Grupo Nordex ensamblará y montará los "molinos de viento". Hubo una inversión de u$s 6 millones.


El presidente Mauricio Macri inauguró este miércoles en Córdoba la planta de la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea) y Nordex para el ensamblaje de aerogeneradores.

Esta nueva planta demandó una inversión de u$s 6 millones y empleará hasta 100 especialistas.

La fábrica permitirá ensamblar y montar los aerogeneradores (popularmente conocidos como "molinos de viento") para que se utilicen en los parques de energía eólica.

Esto significa ampliar la participación de contenido nacional en los componentes de las centrales de energías renovables, que son casi todos importados de China y de Europa.

La planta consiste en un taller de ensamblaje de nacelles (el componente principal de la turbina eólica) y bujes, con una capacidad anual de fabricación de hasta 500 MW de capacidad.

A su vez, el Grupo Nordex, con sede central en Alemania, está construyendo tres plantas para producir torres de concreto, en las que se emplearán otros 200 empleados para cada una.

En diciembre de 2018 el acuerdo entre la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) y el Grupo Nordex permitió iniciar la construcción de una línea de montaje local, y la instalación de la planta se realizó en tiempo récord.

La planta comenzó a producir a mediados de abril y ya finalizó las primeras góndolas AW132 / 3300 para proyectos de la empresa de energía AES Generación.

Por su parte, la fabricación de torres de hormigón incorpora una nueva tecnología que en el país no existía (sólo había de fabricación en acero).

El Grupo Nordex tiene fábricas en Alemania, España, Brasil, Estados Unidos e India; está centrado en la fabricación de aerogeneradores terrestres de 1,5 a 4,8 MW y posee más de 23 GW de capacidad de energía eólica instalada en más de 25 mercados.

Macri destacó que Fadea estaba abandonada y ahora en su gestión repuntó. Allí mismo se están produciendo ahora los aviones militares Pampa III, que Argentina puso como moneda de cambio para premiar a Bolivia si éste país sobrecumple los términos de contrato de entrega de gas.

El país que comanda Evo Morales debe entregar 45 millones de metros cúbicos de gas extras a lo pactado entre mayo y septiembre (a razón de 300.000 m3 por día en promedio) para que Argentina le entregue un Pampa III, que cuesta alrededor de u$s 15 millones cada unidad.

El gas que entregue de más Bolivia servirá para reemplazar importaciones de gas licuado, gasoil y fuel oil más caras.

Por otra parte, en la previa a la visita de Macri a la Fábrica de Aviones, sucedió un hecho insólito.

El presidente visitó la Central Nuclear de Embalse, que volvió a entregar energía después de su repotenciación y extensión de vida útil.

Allí, las autoridades se "olvidaron" de invitar al intendente local, Federico Alessandri (del oficialismo provincial Hacemos por Córdoba), que estalló en Twitter.

Fuente: El Cronista