05/06/19

Infraestructura. El Gobierno prestará US$100 millones para que avancen obras viales


Las obras del distribuidor Gouin en la ruta 7 Crédito: Min. de Transporte

La agenda electoral apremia y la necesidad de mostrar avances en la obra pública aumenta. Tras verse ralentizado el plan de infraestructura de los proyectos licitados bajo el esquema de participación pública-privada (PPP), el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), una entidad pública, anunció hoy una línea de préstamo por US$100 millones para los seis corredores viales. Cada consorcio podrá solicitar hasta US$15 millones, lo que le alcanzaría para financiar de tres a cuatros meses el avance de obra a buen ritmo, estiman en la entidad.

La línea de financiamiento nueva busca ser un "préstamo puente" hasta que el fideicomiso creado por el Gobierno para financiar las obras esté plenamente activo.

Según fuentes del mercado, el préstamo del BICE sería a tasas en dólares a un dígito y utilizará los Títulos de Pago por Inversión (TPI) a modo de colateral, para garantizar el repago del financiamiento.

En principio se pensaba que para esta altura del año ya estaría en funcionamiento el fideicomiso que el Gobierno creó para canalizar los préstamos que los bancos privados no pueden hacen directamente a las empresas contratistas, por miedo a que haya directivos implicados en el escándalo de corrupción de los cuadernos . El fondo, además, ayudaría a reducir el costo del financiamiento que, por el aumento del riesgo país, encareció los proyectos.

La liquidez del fideicomiso rondaría los US$900 millones y estaría canalizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que aportaría US$200 millones a través de un préstamo sindicado de su brazo privado, el BID Invest. El resto del financiamiento lo aportarían bancos como el JP Morgan, Goldman Sachs, HSBC, Deutsche Bank, Citibank y UBS, entre otros. La constitución de este préstamo está siendo tratado en el directorio del BID y estaría aprobado en 50 o 60 días, según indicaron en el BICE, presidido por Francisco Cabrera. El nombre oficial del fondo es Fideicomiso Individual de Asistencia Financiera (FIAF) y lo administra el BICE.

"El objetivo del banco es crear estos instrumentos de financiamiento para obras de infraestructura, que son complejos pero rentables, para que puedan ser replicados por la banca privada, usando los títulos emitidos contra avance de obra como garantía", explicó José Luis Morea, gerente general del BICE y exsecretario de la Unidad de PPP del Ministerio de Hacienda.

"Los TPI utilizados como colateral de los préstamos son emitidos cada tres meses por la Dirección Nacional de Vialidad para reconocer la inversión realizada y el avance real de las obras, asegurando al constructor privado el correspondiente repago en el tiempo de sus inversiones realizadas, en cuotas semestrales durante 10 años mediante pagos irrevocables del Estado Nacional. Los TPI son además incondicionales, divisibles, transferibles y con pagos de fecha cierta, en dólares, permitiendo estructurar este tipo de financiamientos utilizándolos como garantía", explicaron en el Gobierno.

El detalle de los corredores

La primera etapa de proyectos PPP es una iniciativa impulsada por el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, que comprendió la licitación de seis corredores viales -A, B, C, E, F y Sur- a lo largo de más de 3300 kilómetros de rutas nacionales de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Mendoza y Santa Fe.

El proceso contó con la participación de 10 consorcios -compuestos por 19 empresas nacionales y siete internacionales- que presentaron un total de 32 ofertas. La inversión estimada de esta primera etapa supera los US$8000 millones, de los cuales US$6000 se desembolsarán durante los primeros cuatro años.

En el marco del programa, en diciembre de 2018 comenzó la transformación en autopista del tramo Mercedes-Suipacha de la RN 5. Los trabajos son ejecutados por la empresa CCA-Green B y se desarrollan como parte del plan de obras del Corredor B.

En febrero, en tanto, se puso en marcha la construcción del primer tramo de 9,5 km de la Autopista Cañuelas-Azul (RN 3), correspondiente a la variante de Cañuelas. Las obras forman parte del Corredor Sur y se encuentran a cargo de la empresa Ausur SA.

En marzo comenzó la transformación en autopista de 2 km de la RN 3 a la altura de la localidad de Las Flores. El proyecto es desarrollado por la empresa Cruz del Sur y forma parte del Corredor A.

Hoy inició la transformación en autopista de un nuevo tramo de 4 km del corredor a la altura de Carmen de Areco, provincia de Buenos Aires. La obra incluye la construcción de un distribuidor en el empalme con el acceso a Gouin (RP 31). El proyecto es ejecutado por la empresa Vial Andes 7, a cargo de la administración y desarrollo del Corredor C, que abarca más de 770 km de la RN 7 en Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Santa Fe.

Fuente: La Nación