29/04/19

Genneia quiere cerrar dos centrales en Chubut y se enfrenta a un conflicto gremial

El gobierno provincial le reclama una deuda de $790 millones y la empresa reclama $500 millones.


Darío Lizzano, el titular de Genneia.

Genneia, uno de los mayores inversores del sector energético y principal generador de energías renovables en la Argentina durante el gobierno macrista, podría cerrar dos centrales térmicas en Chubut y se enfrenta a un conflicto sindical. Además varias localidades provinciales quedarían sin suministro.

El pasado viernes hubo una audiencia en el Superior Tribunal de Chubut para resolver el traspaso se las centrales térmicas Gobernador Costa y Río Mayo y se decidió establecer una nueva prórroga, la tercera desde que comenzó el conflicto. El próximo jueves habrá otro encuentro entre las partes.

La empresa iba a abandonar las centrales térmicas Gobernador Costa y Río Mayo el próximo 1 de mayo en medio de denuncias cruzadas con el gobierno provincial. El traspaso estuvo previsto para febrero pasado pero el Ente Regulador de Chubut postergó la transferencia para evaluar si estaban dadas las condiciones para una entrega anticipada.

Ivanissevich alertó a Marcos Peña y Frigerio sobre presunta corrupción en la licitación de renovables

La compañía que conduce Darío Lizzano ganó notoriedad cuando se supo que había comprado dos parques eólicos a la familia del presidente dejando una enorme ganancia para los Macri. Su fondo llegó a manejar 1500 millones de dólares durante la luna de miel del macrismo con Wall Street, pero las corridas del año pasado lo dejaron muy debilitado.

Desde el Sindicato de Luz y Fuerza denuncian que si Gennia abandona las centrales "dejaría sin energía a 10 localidades de Chubut y 21 trabajadores despedidos y sobre la deuda de las cooperativas del interior de la provincia con la mayorista Cammesa".

"Lo que quedó claro es que las decisiones se van a tomar en conjunto con las cooperativas, las prestadoras, los intendentes y los diputados. Mientras tanto, Cammesa va por su lado y quedamos todos a la deriva", explicó el secretarío general de Luz y Fuerza Patagonia, Héctor González.

Por el contrato que firmaron con el gobierno local, Genneia debía entregar el equipamiento de las centrales en óptimas condiciones, algo que no se cumpliría ya que en las centrales hay 6 motores descompuestos.

Genneia culpó a la administración chubutense por los incumplimientos y fuentes de la empresa indicaron que desde 2011 el gobierno provincial mantiene una deuda por las centrales que llegaría a los 500 millones de pesos. En el Ejecutivo reclaman a su vez casi 800 millones de pesos de multas impagas por la compañía.

Según denunció el sindicato, las centrales de generación están en una situación de funcionamiento precario por no haber cumplido con el mantenimiento necesario. En 2018 la central Gobernador Río Costa estuvo fuera de servicio tres meses, por lo que el gobierno provincial decidió suplirlo con la contratación de equipamiento para alimentar el sistema. "En aquel entonces fueron afectadas las localidades del interior y las cerca de 10 ciudades que también se abastecen desde allí", dijeron en Luz y Fuerza.

En la empresa señalaron que el gobierno local incumplió los acuerdos y después no quiso aceptar la recesión del contrato. "Luego de seis años de continuos e infructuosos reclamos, en agosto de 2017, Genneia se vio forzada a rescindir el contrato, intimando a la provincia a la recepción de ambas centrales, tal como lo preveía el propio convenio", aseguraron.

Sin embargo no hubo acuerdo y se firmó un nuevo convenio en donde la provincia aceptó "recibir las Centrales y todo su personal, con las mismas condiciones laborales y de antigüedad, el 28 de febrero de 2019". En Genneia acusan a la Provincia de no haber cumplido con el acuerdo y reclaman el pago de la deuda "para poder afrontar el costo de los mantenimientos y funcionamiento de las Centrales".

A fines del año pasado la firma que conduce Lizzano había superado los 1000 Mw de potencia instalada sumando energías renovables, que lo tienen como máximo generador, y centrales térmicas.

En diciembre de 2018 Genneia puso en funcionamiento Villalonga y los parques solares Ullum I y II, comprados a la familia Macri. Esas operaciones se sumaron a las alcanzadas con los parques eólicos Madryn (70 MW) y Chubut Norte (28,5 MW) y a los ya operativos en Rawson (100 MW) y Trelew (51 MW).

Genneia además está construyendo los proyectos eólicos Madryn II (150 MW), Pomona I (100 MW), Chubut Norte II (26 MW), Chubut Norte III (82,8 MW), Chubut Norte IV (57,6 MW), Necochea (38 MW), y una central de biomasa en La Florida, Tucumán, por 19 MW, que totalizarían casi 800 MW de energía renovable.

Fuente: Lpo