04/04/19

Las llamas cortaron las líneas de alta tensión y dejaron sin luz a Bariloche, San Martín y Junín de los Andes

Fuego sin control en la Patagonia

Más de ochenta brigadistas combaten los focos. El viento dificulta los trabajos y la energía eléctrica aún no fue totalmente recuperada.


El fuego se originó a un costado de la ruta 237, al este de Neuquén.

El fuego que se originó el martes por la mañana a la vera de la ruta 237, a 50 kilómetros de la localidad de Piedra del Águila, en Neuquén, y que continuaba ayer fuera de control avanzando hacia el sur en dirección al río Collón Cura, afectó el suministro de energía eléctrica de San Martín de Los Andes, Junín de los Andes, Villa La Angostura y Bariloche (Río Negro).

Desde el gobierno neuquino informaron que, a raíz del incendio, a las 13.30 “dos líneas de alta tensión salieron de servicio y provocaron cortes de energía eléctrica” en dos ciudades neuquinas y una de Río Negro. “El foco afectó dos líneas de 500 kilovoltios que van desde la estación transformadora Piedra del Aguila hasta la estación Alicurá, operadas por la empresa Transener”, explicó la provincia en un comunicado. Asimismo, señaló que “personal técnico del Ente Provincial de Energía del Neuquén se encuentra verificando las instalaciones”.

Más de 80 brigadistas del Plan de Manejo del Fuego de Junín de los Andes, San Martín de los Andes, Aluminé y Chos Malal, junto a bomberos de Piedra del Águila, Parques Nacionales trabajan para contener las llamas. Las fuertes ráfagas que afectan la región condicionaron por ahora el uso de los helicópteros.

El secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara, explicó en declaraciones a una radio local que “el incendio está disperso en una distancia aproximada de 18 kilómetros de largo y se ramifica en varios focos”. “De acuerdo con la AIC (Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas) vendrían fuertes vientos y ráfagas a partir del mediodía o la tarde, por eso estamos trabajando la zona para ver por dónde se puede encajonar el foco”, detalló Lara. Y agregó, en declaraciones a un canal de noticias: “Vamos a sacar a los bridagistas del eje y vamos a dejarlos en la cabeza y en la cola. Es muy peligroso dejarlos en el medio. La línea de fuego es muy extensa, llega hasta debajo del Collón Curá. Está totalmente descontrolado y lo único que esperamos es que pueda llover”.

A pesar de la cercanía de las llamas, la ruta 327 está “transitable con precaución”, informó Defensa Civil de Neuquén. Las llamas no cruzaron el asfalto, pero se pide extremar los cuidados por el humo y la cercanía de las llamas.

El Servicio Meteorológico Nacional prevé fuertes vientos en toda la región cordillerana, que podrían alcanzar velocidades de entre 50 y 70 kilómetros por hora con ráfagas de hasta 120 kilómetros por hora.

Se trata de un gran incendio, al que los locales rotularon como “descontrolado” y “de grandes proporciones”. Las llamas atravesaron una zona de baja vegetación de la localidad de Collón Curá, a 50 kilómetros de Piedra del Águila, en el sureste de Neuquén. El fuego alcanzó tal magnitud que ocasionó una falla en una línea de alta tensión del embalse de Alicurá, provocando un importante corte de luz ayer varias ciudades, incluidas Bariloche y San Martín de los Andes.

Las llamas comenzaron durante el mediodía del lunes y se propagaron rápidamente en áreas aledañas a la ruta 237. El cuartel de bomberos de Piedra del Águila confirmó que el fuego no cruzó la cinta asfáltica.

Brigadistas del plan de manejo del fuego de Junín, San Martín de los Andes y Aluminé continúan trabajando junto a los bomberos de Piedra del Águila, a lo que se suma la ayuda de los medios aéreos, pese a los vientos, que no dan tregua.

Collón Curá está ubicado a unos 200 kilómetros de la ciudad rionegrina de Bariloche y a unos 230 de Neuquén capital. Las llamas avanzaron avivadas por las fuertes ráfagas que sufrió esa parte de la patagonia, con vientos que superaron los 60 kilómetros por hora. Los medios locales indicaron que aún no fue calculado el número de hectáreas afectadas, aunque sí está claro que son muchos los espacios han quedado comprometidos.

Rodrigo Torres, suboficial mayor de Bomberos Piedra del Aguila, explicó que “el cuartel recibió la denuncia del incendio ayer a las 11.50 y de inmediato un móvil con dos voluntarios se trasladaron al lugar, a unos 50 kilómetros de distancia de Piedra del Águila”. “Al llegar al lugar el fuego ya tenía 500 metros de frente y dimos aviso al plan de manejo porque nosotros no tenemos cuadrillas de forestales”, dijo Torres a un diario local. El suboficial agregó que el fuego avanzó sobre el margen oeste de la ruta afectando pastizales y vegetación baja de campos privados.

Fuente: Página 12