12/03/19

En medio de la guerra por Yacyretá, abrieron los pliegos por las obras civiles

Diferencias de hasta u$s125 M entre las ofertas


Cinco consorcios pujan por quedarse el proyecto

En medio de la guerra por la licitación de tres turbinas para ampliar la potencia de Yacyretá, la entidad binacional que controla la represa argentino-paraguaya abrió los sobres con las ofertas económicas para las obras civiles, con diferencias de hasta u$s125 millones entre cotizaciones, con la más baja ubicada un 43% por debajo del presupuesto estimado inicialmente en u$s360 millones.

Se trata de cinco consorcios conformados por compañías extranjeras y locales que pujarán por quedarse con el proyecto, al tiempo que el ente continúa con las pruebas de los modelos presentados por la alemana Voith Hydro e Impsa que permitirán incrementar la generación eléctrica sobre el brazo Aña Cuá del río Paraná.

Las Uniones Transitorias de Empresas ( UTE) que participarán de esta compulsa son Salini Impregilo SpA-José Chediack, por u$s240 millones; Techint, Roggio y Panedile por u$s319 millones; Cartellone, Malucelli y Talavera por u$s225 millones; Sacde, Power China y CDD por u$s274 millones y Astaldi, Rovela y Tecnoedil por u$s193 millones, la más baja de todas.

Desde la entidad binacional Yacyretá (EBY) destacaron que la mejor oferta fue un 43% inferior al presupuesto de u$s360 millones estimado para las obras civiles de esta iniciativa, lo cual demuestra que la licitación fue "competitiva".

La ampliación de la capacidad de la represa estuvo cruzada desde el comienzo -aunque se agudizaron este año- por presiones de todo tipo de parte de las compañías interesadas. En primer lugar por el desplazamiento de la china Gezhouba por contratar a la empresa canadiense que había diseñado los pliegos.

Luego, las dos que quedaron en carrera para las turbinas, Impsa y Voith Hydro, iniciaron una guerra fría a partir de la devaluación, que el grupo mendocino dice le permitiría mejorar su oferta de u$s116 millones a u$s80 millones y así estar en condiciones de ganarles a sus rivales, que pautaron un costo de u$s99 millones.

Es que los pliegos fueron entregados en abril del año pasado, antes de que se iniciara la corrida cambiaria.

"Sigue avanzando el proceso con preferencia hacia la empresa alemana a pesar de que la suya no es la oferta económicamente mas favorable ni la mejor técnicamente. De seguir así el impacto a la ya golpeada industria metalmecánica nacional va a ser muy importante y claramente no se está teniendo en cuenta. En términos de puestos de empleo en Mendoza y de las pymes que trabajan con IMPSA, el impacto de la licitación será directo y muy difícil de amortiguar", sostuvieron desde el grupo cuyano.

En ese sentido, en el sector comentaron a BAE Negocios que hay rumores de que podrían iniciar acciones legales.

Desde la EBY anticiparon que recién dentro de tres meses habría novedades respecto a cuál será la UTE que se haga con los contratos para las obras.

La incorporación de las tres turbinas permitirá generar un 9% más de potencia sin necesidad de incrementar la superficie del embalse ni ejecutar nuevas presas, esclusas, vertederos ni relocalizaciones.

Fuente: BAE