06/02/19

La Red SUBE cumple un año: pese a los descuentos, es cada vez mayor el impacto del costo de los viajes sobre los sueldos

El 85% de los usuarios recibió rebajas. Aún así, hoy ir y volver del trabajo combinando transportes se lleva el 8,54% de un salario básico.


Este mes, la Red SUBE cumple un año. La lanzaron el 2 de febrero de 2018, junto a la primera andanada de aumentos del transporte público, cuando el boleto mínimo de colectivo se iba de $ 6 a $ 8. Para morigerar el impacto, se implementó un sistema de descuentos para quienes combinan medios de transporteen un lapso de dos horas: el segundo viaje tiene un 50% de descuento y a partir del tercero, un 75%. A lo largo de este primer año, el 85% de los usuarios obtuvieron descuentos por $ 4.500 millones. Aún así, de febrero a febrero la tarifa de los colectivos aumentó un 87,5% y la del subte, un 106%. Y combinar dos medios de transporte cuesta el doble que hace un año.

De acuerdo a un informe del Ministerio de Transporte de la Nación, se hicieron 1.600 millones de viajes con descuento. Y hubo un récord: el 14 de septiembre de 2018 fue el día en que más combinaciones entre medios de transporte se hicieron. Hubo 2,1 millones de viajes. En líneas generales, la franja horaria en la que se hicieron más trasbordos fue de 6 a 8 de la mañana. El tren fue el medio de transporte que más se combinó: un 46% de los traslados en ese medio se hicieron con descuentos con la Red SUBE. Y hubo 360 mil pasajeros que recibieron descuentos de hasta el 75% por día.

Los beneficios de la Red SUBE se acumulan con los de la Tarifa Social, que ya supone un 55% de descuento en el valor del boleto para jubilados y pensionados, personal de trabajo doméstico, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, Asignación por embarazo y otros programas sociales. En Transporte explican que el 58,3% de los usuarios no pagan la tarifa plena.

El 58,3% de los pasajeros no pagan la tarifa plena, entre los que reciben descuentos por combinar medios de transporte y los que tienen tarifa social.

Hasta aquí, el balance oficial. El balance en el bolsillo indica que, a pesar de los descuentos, trasladarse es el doble de caro y tiene el doble de peso en el salario que cuando implementaron la Red SUBE.

En enero de 2018 el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) era de $ 10.000. El boleto de colectivo para viajes de menos de 3 kilómetros costaba $ 6 y el de subte, $ 7,50. La Red SUBE no existía. Combinar ambos medios de transporte demandaba $ 13,50 por tramo, es decir $ 27 por día. Así, un mes con 21 días laborables ir y volver al trabajo costaba un total $ 567, lo que representaba el 5,67% del salario básico.

En febrero de 2018 llegó la Red SUBE, de la mano de un primer aumento de transporte que llevó el boleto mínimo de colectivo a $ 8. El subte seguía a $ 7,50 (recién subió en mayo, cuando saltó a $ 11). Con esas tarifas, hace un año ir y volver del trabajo combinando colectivo y subte costaba $ 483 por mes, porque al pagar a mitad de precio el segundo medio de transporte, el costo diario se redujo a $ 11,50. En aquel momento, el gasto mensual en viajes representaba el 4,83% del salario básico, casi un 1% menos que un mes antes.

Un año después, el panorama es bien diferente y la Red SUBE ya no alcanza para amortiguar el ritmo de los aumentos. El boleto mínimo de colectivo está a $ 15 y el de subte, a $ 15,50. El gasto diario de ir y volver haciendo esta combinación es de $ 46. En el mes esto suma $ 966. El salario básico actual es de $ 11.300, por lo que hay que reservar un 8,54% sólo para viajar. Sin la Red SUBE, habría que pagar $ 1.281.

En unos pocos días, la ecuación será aún más desfavorable. El próximo 15 de febrero, el boleto de colectivo aumentará a $ 16,50. Y el de subte, también subirá a $ 16,50. Para entonces, con el descuento de la Red SUBE habrá que pagar $ 24,75 por tramo, es decir $ 49,50 por día para combinar ambos medios de transporte. En el mes esto sumará $ 1.039,50 y se llevará el 9,20% del salario básico. En este caso, sin los descuentos de SUBE, la cifra se iría a $ 1.386 y habría que destinar un 12,26% del SMVM para afrontarla.

Si se realizan las cuentas considerando la combinación entre dos colectivos, se llega a porcentajes similares.

Es verdad que muchos trabajadores ganan más que el salario mínimo, pero hay que recordar que la mayoría de las paritarias del año pasado se cerraron por porcentajes de entre el 20% y el 30%, muy por debajo de la inflación del 47,6% de 2018. Al mismo tiempo, entre febrero de 2018 y hoy el costo de combinar subte y colectivo o dos colectivos aumentó un 100%. Y a partir del 15 de este mes, habrá acumulado un 115,20% de incremento. En otras palabras, el impacto en el bolsillo del trabajador es mucho más alto que hace un año y los descuentos de la Red SUBE no lo compensan.

Los aumentos del transporte son un intento del Gobierno nacional por reducir las subvenciones estatales. El año pasado, el Ministerio de Transporte destinó subsidios por casi $ 100.000 millones. Pero desde este año, cada jurisdicción tiene autonomía al respecto y definirá cuánto dinero aportar al transporte y qué costo deben abonar los pasajeros. Fuentes oficiales estiman que habrá una reducción de $ 45.000 millones en lo subsidios que aporta el Estado nacional.

El Gobierno nacional sólo definirá las tarifas para los colectivos que hacen recorridos interjurisdiccionales, como los que unen Capital con Provincia. Aún con estos cambios y los aumentos previstos, cerca del 60% de los costos del sistema de transporte de colectivos sigue estando subsidiado por el Estado.

Fuente: Clarín