04/01/19

Shell sumará otros 70 mil barriles diarios

Shell terminó adelantando sus planes de negocios para Vaca Muerta y confirmó lo que era un secreto a voces: tiene entre ceja y ceja llegar a los 70 mil barriles diarios en las tres áreas donde pasa a desarrollo masivo. Se trata de Cruz de Lorena, Coirón Amargo Sur-Oeste y Sierras Blancas. El anuncio llega en medio de las tensiones provocadas por la actual coyuntura de precios y la diputa por el valor entre las petroleras y las refinadoras.


Los bloques que pasan a desarrollo abarcan una superficie aproximada de 400 kilómetros cuadrados. El plan contempla la perforación de más de 304 pozos en 38 locaciones, la construcción de una nueva planta de procesamiento de crudo, 100 kilómetros de caminos internos con 75 kilómetros de oleoductos y gasoductos, con líneas eléctricas, además de tres reservorios de agua y un nuevo acueducto que se conectará con el que ya está construido.

Esta es la meta hasta el 2025, según se informó en el anuncio realizado en la Casa de Neuquén en Buenos Aires, que contó con la participación del gobernador Omar Gutiérrez y del presidente de Shell Argentina, Sean Rooney.

Shell, en los hechos, anticipó la definición. “Los resultados preliminares de la producción temprana de nuestros proyectos piloto en Vaca Muerta fueron positivos y se comparan exitosamente con otras áreas de no convencionales a nivel global. Estoy orgulloso de nuestro equipo en Argentina, que está logrando resultados competitivos”, dijo el Ejecutivo durante el anuncio.

La empresa angloholandesa será socia en todas las áreas de la estatal neuquina Gas y Petróleo del Neuquén (GyP), con una participación del 10%. En el caso de Coirón Amargo Sur-Oeste, se sumará Vista Oil&Gas, también con una participación del 10%. Para Gutiérrez, fue una decisión que marca la “confianza” de Shell en la provincia.

La inversión implica un salto trascendente en la producción. Shell obtiene hoy unos 4500 barriles de crudo, y espera llegar a los 70 mil barriles a mediados de la próxima década. El objetivo previo está en el 2021: proyecta una producción de 40 mil barriles diarios hasta entonces.

Con el anuncio, Vaca Muerta suma un hito más en cuanto al cambio de escala de producción. A principios de mes, YPF anunció en esta provincia que pasará a desarrollo masivo también en La Amarga Chica.

En este caso, se trata de una inversión de 2300 millones de dólares. Hacia el 2021 la empresa nacionalizada espera agregar otros 60 mil barriles sólo en este proyecto de shale oil (hoy se producen allí unos 10800 barriles diarios).

El anuncio realizado en Buenos Aires implicó la confirmación de la séptima área bajo desarrollo masivo: las otras son la a esta altura emblemática Loma Campana y El Orejano (YPF y Dow), junto a la mayor productora de gas del país (Fortín de Piedra; Tecpetrol), que se añaden a estas tres de Shell que dan el salto en materia de producción.

El anuncio también tuvo lugar en un contexto complicado para la industria, en medio de los tironeos por el precio del crudo entre las refinadoras y las productoras de crudo (ver páginas 8-9) y la modificación de la resolución 46, que establece un sendero de precios para el shale gas.

En la previa de Navidad, el 21 de diciembre, el gobierno neuquino también había confirmado que Chevron e YPF, socias en el área Loma Campana, invertirán 800 millones de dólares en 2019, en la zona de influencia de Rincón de los Sauces.

De este modo, apunta a sostener el nivel de actividad en un área donde se busca reactivar la actividad hidrocarburífera en esa zona de la provincia.

YPF había anticipado en octubre que tiene un plan para campos maduros. De hecho, la petrolera nacionalizada viene obteniendo buenos resultados con la inyección de polímeros para la recuperación secundaria y terciaria, en áreas en declino. De este modo busca optimizar el rendimiento de sus campos en diferentes puntos del país, donde tiene un promedio de declino del rendimiento anual en torno al 14 por ciento.

No obstante, la apuesta en el futuro de mediano plazo es obtener el 70 por ciento de su producción de crudo en todo el país del segmento de no convencionales.

Breve historia de los desarrollos masivos

Primer paso en Loma Campana

A fines de 2010, YPF y Chevron anunciaron que serán socias en el área que hoy es la segunda productora nacional de petróleo, detrás de Cerro Dragón.

Cuando el gas fue masivo

YPF y Dow tienen el primer campo de desarrollo masivo de shale. Es El Orejano. Marcó otro hito en la industria de los no convencionales en 2015.

Fortín de Piedra y más…

En 2017, el área de Tecpetrol dio el salto. Este año llegó La Amarga Chica y las tres áreas en las que ahora Shell pisará más fuerte.

Fuente: La Mañana de Neuquén

Fuente: La Mañana de Neuquén