07/01/19

Petrolera de Estados Unidos pierde un bloque petrolero Vaca Muerta por falta de financiamiento

El año comienza en las tierras de Vaca Muerta con una mala noticia: la primera compañía petrolera independiente de Estados Unidos en ganar la licitación de un área hidrocarburífera en la Cuenca Neuquina acaba de perder esa concesión por incumplir con los plazos para comenzar los trabajos exploratorios.


Se trata de Retama Argentina, la subsidiaria local de la norteamericana Retamco de Steve Gose. A fines de noviembre de 2017 el gobierno neuquino firmó lo que fue la quinta y última ronda licitatoria de áreas que organizó dentro del programa Nuevos Horizontes la empresa del Estado, Gas y Petróleo del Neuquén (GyP).

Tanto desde el gobierno como desde GyP se destacaba la trascendencia de la llegada de la primera pequeña petrolera independiente norteamericana a Vaca Muerta, pues se perseguía el objetivo de emular el boom que tuvo en Estados Unidos el shale de la mano de este tipo de empresas.

Previamente a la adjudicación se había realizado un sondeo de la seriedad de la firma y se determinó que sobre 8.608 pequeñas y medianas empresas petroleras del país del norte, Retamco se ubicaba en el puesto 63 por la cantidad de acres en su poder.

Pero había algo que no podía tenerse en cuenta en el análisis realizado en ese momento, y es el impacto que tendría la devaluación del peso argentino y la disparada del riesgo país en el financiamiento al cual pueden acceder las petroleras que no formen parte del club de las grandes ligas.

La firma pidió una prórroga a Neuquén para poder conseguir los recursos, pero finalmente el pasado 17 de diciembre se resolvió dictar la caducidad de esa concesión exploratoria por el área Parva Negra Oeste. “La empresa había hecho una propuesta de inversión bastante agresiva y estaban por cerrar en noviembre, pero por la inestabilidad global y en especial de la Argentina, los socios que tenían ya apalabrados se salieron del acuerdo”, aseguró el ministro de Energía de Neuquén, Alejandro Monteiro.

“Retama ya había pedido una prórroga para poder comprar los equipos que se la dimos a cambio de una garantía y ahora volvieron a pedir otra pero se decidió no dársela y caducar la concesión”, aseguró el presidente de GyP, Alberto Saggese. Y agregó que “en total terminaron perdiendo 1.100.000 dólares entre la garantía de oferta inicial y la que tomaron para extender el plazo”.

Retama Argentina planteaba invertir 1.000 millones de dólares entre este año y 2022 para explorar y producir en el área. Según detalló el CEO de la firma, Michael McElwrath, al sitio especializado IIICORP, el plan incluía una primera fase con cuatro pozos exploratorios a realizar este año y un segundo tramo en el que se realizaría una planta de tratamiento de gas y un gasoducto de 15 kilómetros.

Las concesiones frustradas parecen ser la constante en el área Parva Negra Oeste, dado que antes de ser adquirida por Retama Argentina, ya había tenido un proceso que terminó siendo revertido.

Fuente: Revista Petroquímica