02/01/19

Cae el consumo de nafta por tercer mes consecutivo

En noviembre, tuvo el mayor descenso interanual del año. Las naftas aumentaron 75% en 2018.


La suba de precios de los combustibles pegaron directamente en el consumo en 2018.

La venta de combustibles tuvo en noviembre su tercera caída consecutiva. Si durante los primeros meses del año los automovilistas consiguieron mantener en positivo el nivel del consumo pese a los aumentos de precios -aunque se vio un persistente abandono de los productos premium a favor de los súper- desde septiembre el mercado empezó a caer: retrocedió 6,6% ese mes y 2,84 % en octubre. Y, en noviembre, la última cifra disponible, la baja se incrementó a 8,26%, según datos de la Secretaría de Energía difundidos por el sitio especializado Surtidores.com.ar. La caída frente a octubre fue de 2,21%.

Como los meses anteriores, la nafta premium (que ya se cotiza a más de $ 44 el litro) fue la más golpeada, con un descenso de 30 por ciento.

Parte -no toda- de esa caída la absorbió la nafta súper, cuyo consumo avanzó 2,74% en noviembre, con un precio de $ 37,60 a $ 42, según el barrio donde se ubique la estación de servicio y la marca.

En cuanto al gasoil, cayó tanto el premium como el común. El primero cayó 9%, mientras que el segundo descendió 7,88%.

Los precios de las naftas se ubicaron en noviembre un 76,9 % por encima del nivel registrado un año atrás en el caso de la nafta súper y 78,5 % en la premium, según los cálculos de Surtidores.com.ar.

Respecto al gasoil, la suba a noviembre fue de 83,6 % por arriba de 2017 para el normal y 86,1 % el diesel premium.

En diciembre fue el único mes en que las naftas bajaron en lugar de subir. Los precios descendieron un 1,5% en el caso de YPF.

La caída en el precio internacional del petróleo más la estabilización del peso frente al dólar fueron los factores que influyeron en esta movida.

Fue la primera y única baja de los combustibles en lo que va de 2018. Ahora, en el arranque de enero, habrá que ver qué cuentas hacen las petroleras. La salida de Javier Iguacel de la secretaría de Energía y su reemplazo por Gustavo Lopetegui quizá traigan alguna novedad en el área de combustibles.

Fuente: Clarín