04/12/18

Se dispararon los subsidios en octubre por la devaluación

Energía y transporte insumen el 96% de los subsidios económicos


El Gobierno destinó en los primeros diez meses de 2018, un total de $ 205.815 millones para subsidios económicos, con un salto de 36,2% respecto al mismo período del año anterior. A pesar de que en términos reales se mantuvieron en línea con la inflación acumulada, la devaluación fue la responsable de que no se pudieran achicar para oxigenar más las cifras del déficit primario.

De acuerdo con el informe de la Dirección de Análisis Fiscal de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), en octubre los subsidios llegaron hasta los $ 20.310 millones, 265,6% más que en el mismo mes de 2017. Lo que más impactó fueron las transferencias al sector energético, de $ 10.927 millones (alza de 547% interanual, más de 6 veces lo gastado en octubre anterior).

El sector energético es hipersensible a la devaluación, ya que los valores del gas y la electricidad están dolarizados. Es así que especialistas del área ya pronosticaban en junio, cuando el dólar todavía estaba en $ 25, que se dispararían los subsidios. El salto hasta un máximo de $ 42 no hizo más que profundizar la situación.

De esta manera, mientras el sector energético requirió hasta octubre $ 126.791 millones (alza de 46,3%), la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) necesitó $ 74.095 millones (80,7%).

Para 2018 se calculó que el costo medio de generar electricidad estaría en u$s 74,8, de los cuales el 71% los pagarían los usuarios mediante la tarifa y el 29% seguiría subsidiado por el Estado nacional, en un sendero descendente hasta fines de 2019. Sin embargo, por la devaluación, el Estado volvió a subsidiar entre un 50% y un 60% de ese costo, ya que no hubo un traslado a la tarifa de los nuevos precios mayoristas en pesos.

Por su parte, el Gobierno entregó a Integración Energética Argentina (Ieasa, ex Enarsa) un acumulado de $ 32.791 millones (268,1%).

Ya en el sector de transporte, las transferencias para gastos corrientes alcanzaron hasta octubre los $ 71.064 millones, un 23,9% más que en el mismo lapso de 2017. El transporte automotor acaparó $ 42.323 millones (28,4% interanual) y el ferroviario $ 28.699 millones (32%).

Las transferencias a las provincias, a su vez, crecieron nominalmente un 44% hasta los $ 74.166,6 acumulados. Allí se encuentran los fondos para educación, seguridad social, salud, promoción y asistencia social, relaciones interiores y otras funciones que cumplen las provincias.

Fuente: El Cronista