18/12/18

Preocupa a petroleras el precio tope del gas en subastas para generación eléctrica

En las gerencias comerciales expresaron inquietud por la caída en los precios de verano y la fijación de un máximo de referencia en las próximas licitaciones.


El Gobierno estipulará, tal como lo hizo anteriormente, un precio máximo en las próximas licitaciones, algo que inquieta a las empresas en el período estival, dado que para vender su producto estarán operando con escasos márgenes.

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) licitará en los próximos días a través del Mercado Electrónico de Gas (Megsa) el gas que tendrán que comprar las generadoras termoeléctricas.

Para eso, los actores esperan la instrucción de la Secretaría de Energía, que todavía no se expidió, sobre el precio de referencia tanto para verano como para invierno.

La subasta estaba prevista para este jueves, pero mientras falte la instrucción del Gobierno todavía no hay fecha confirmada.

Según le contaron a El Cronista fuentes privadas, la licitación sería para todo 2019 en modo interrumpible (es decir, que se podrá cortar ante otras necesidades, como por ejemplo la demanda hogareña, que es prioritaria)

Energía fijaría un precio máximo para verano y otro para invierno. El tope que pueda regir para los meses estivales, de baja demanda general de gas pero de mayor utilización en las generadoras (por el crecimiento en el consumo eléctrico) estaría en torno a los u$s 4 por millón de BTU.

En invierno el precio podría ser mucho más elevado: la consultora internacional Wood Mackenzie propuso que se equiparara con la paridad de importación del Gas Natural Licuado (GNL), que ronda los u$s 8 ó u$s 9 /MMBTU.

La primera licitación de gas para Cammesa a través del Megsa fue en septiembre, con lo que se cubrieron las compras para el último cuatrimestre de este año.

Allí, se cerraron 191 contratos, con un tope que fue de u$s 4,42 /MMBTU para el gas en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST) proveniente de Neuquén (el más caro), un precio que procura hacer viables las inversiones en Vaca Muerta.

Otros máximos fueron de u$s 3,94 para la Cuenca Noroeste (Salta), u$s 3,87 en Chubut, u$s 3,70 en Santa Cruz y u$s 3,58 en Tierra del Fuego.

Los precios descendientes responden a la mayor lejanía de los grandes centros de consumo (en especial, Buenos Aires): se paga menos por el gas en boca de pozo en Tierra del Fuego, pues es más costoso el transporte.

Los contratos se cerraron con un mínimo de u$s 2,812 /MMBTU para el gas de Santa Cruz y uno de u$s 3,094 para el de Neuquén.

Sin embargo, sumando todos los costos del transporte, el gas más barato que consiguió Cammesa fue a u$s 3,59 /MMBTU, y el más caro a u$s 4,98, ambos de la Cuenca Neuquina.

De acuerdo a lo que publicó el portal Econojournal, en el mercado spot las generadoras consiguieron este mes el gas a un mínimo de u$s 2,80 /MMBTU, por una oferta agresiva de Tecpetrol (del grupo Techint), que buscó desplazar del mercado a la estatal YPF. En épocas de baja demanda, las petroleras prefieren ganar poco a cerrar producción (lo que significa un costo fijo sin un ingreso que lo remunere).

Por otro lado, a mediados de febrero el Megsa licitará el gas para las distribuidoras, con destino a la demanda prioritaria (los usuarios residenciales), el Gas Natural Comprimido (GNC) y el sector SGP3 (pequeñas industrias).

Fuente: El Cronista