06/12/18

Macri criticó la gestión K en Fadea y dijo que la empresa “tiene futuro”


La visita número 16 a Córdoba del presidente Mauricio Macri dejó como saldo una crítica directa al kirchnerismo por la gestión que durante más de una década llevó adelante al frente de la Fábrica de Aviones (Fadea). Al presentar los tres aviones IA-63 Pampa III que en los próximos días serán entregados a la Fuerza Aérea, el jefe del Estado dijo que la empresa estatal también estuvo atravesada por “la desidia, el abandono, la falta de inversión y el oportunismo”.

El mandatario consideró un “símbolo” el hecho de que después de 10 años un avión producido en Fadea vuelva a volar. “Esta fábrica se vuelve a despertar y empieza a caminar como toda la Argentina hacia el futuro”, dijo.

Antes de llegar al escenario del acto, el Presidente rompió por unos segundos el protocolo y el rígido sistema de seguridad para dejarle una frase a un cronista de La Voz. “Esto es un nuevo despertar para esta fábrica”, dijo.

El dato político llamativo fue la ausencia del gobernador Juan Schiaretti en Fadea, así como también de los principales dirigentes de Cambiemos, cada una por motivos distintos.

El gobernador explicó a través de las redes sociales que no pudo asistir al acto por un compromiso “familiar impostergable”.

Fuentes del Centro Cívico dijeron que desde la Casa Rosada avisaron recién el martes a las 17 de la visita presidencial y que el gobernador no pudo modificar su agenda personal.

El presidente provisorio de la Legislatura, Oscar González, fue quien recibió a Macri en la pista de la Escuela de Aviación, pegada a Fadea.

En su mensaje, Macri planteó un futuro optimista sobre la empresa estatal, que ocupa a unos 800 operarios.

“En el año 2015, Fadea perdió 1.400 millones de pesos. Con esos recursos hubiéramos podido construir 10 aviones Pampa. Hoy vivimos el renacimiento de algo que es el orgullo de los cordobeses. Estamos en otra realidad”, aseguró el Presidente. En la platea había directivos y empleados de la fábrica, con unos pocos políticos.

El Presidente también habló de lo que viene para Fadea, que fue un ícono para la industria cordobesa. “Al haber puesto en marcha un esquema de profesionalismo, empezamos a generar confianza. Ahora aparecen otros clientes que quieren venir a trabajar con Fadea. Tenemos la posibilidad de trabajar no sólo para el Estado argentino, sino para el sector privado y, además, para el mundo. Lo que queremos es que para 2023, el 50 por ciento de la producción de la fábrica sea para el Estado y el otro 50 por ciento para el mundo”.

Aunque el presupuesto no está garantizado, Macri dijo que se seguirán fabricando aviones. “No tengo dudas de que vamos a fabricar tres aviones más para el año que viene, y otros tres para el otro año, y que cada vez vamos a incorporar más y seguiremos sumando innovación”, expresó.

Después de ver despegar dos de los tres flamantes Pampa, luego de media hora, el Presidente se retiró de Fadea y se dirigió hacia Villa Carlos Paz, donde se encontró con el gobernador.

A diferencia de lo que sucedió en otras oportunidades, Macri y Schiaretti no dialogaron ayer en privado. Desde el punto de vista político, fue la visita con menos contenido que el Presidente hizo en Córdoba.

Foco en el turismo

Macri también tuvo un paso rasante por Villa Carlos Paz. Allí, dialogó con empresarios vinculados al turismo, quienes le plantearon sus problemas.

En el encuentro estuvo acompañado por el gobernador, por el intendente Esteban Avilés, por el secretario de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, y por el titular de la Agencia Córdoba Turismo, Julio Bañuelos. También participaron los senadores Carlos Caserio (PJ) y Laura Rodríguez Machado (PRO).

La reunión fue privada. Según el testimonio de los asistentes al encuentro (unos 50 empresarios del sector), el Presidente se mostró receptivo a los planteos y no hizo anuncios.

Para Darío Ramatto, propietario del hotel Los Sauces y de la posada Hipocampus, fue un encuentro “positivo” que sirvió para que el Presidente conozca de cerca la realidad de la actividad en “la Villa”.

“Escuchó nuestras inquietudes. Se hablaron temas importantes de la hotelería y cuestiones que refieren al turismo”, dijo Ramatto.

“El sector viene planteando algunas de sus preocupaciones, como los derechos de autor y cuestiones similares”, dijo Bañuelos.

El titular de Turismo contó que desde las firmas del transporte interurbano “se le solicitó algún tipo de subsidio al combustible, pero el Presidente fue rotundo en cuanto a la imposibilidad de que esto suceda ”.

Al finalizar la reunión, florecieron las selfies con productores teatrales, dueños de hoteles y de restaurantes.

Cambiemos: Ausencias con aviso

Cada vez que Mauricio Macri pisa suelo cordobés es habitual que los principales dirigentes locales de Cambiemos se esmeren por salir en la foto con el Presidente. La de ayer fue la excepción por distintos motivos. El intendente Ramón Mestre viajó a La Paz, Bolivia, por una reunión de Mercociudades. Los diputados Mario Negri y Héctor Baldassi estuvieron en la sesión en el Congreso y Luis Juez estaba en Capital Federal. Esta vez no hubo codazos para salir en las fotos.

IA-63 Pampa III. El desarrollo de la serie del Pampa III es un proyecto que se inició en 2012. Se trata de naves biplazas de entrenamiento avanzado y de ataque liviano. Es la evolución del Pampa que se construyó en la década de 1980 en la entonces Fábrica Militar de Aviones.

10 años después. Los últimos aviones Pampa en serie construidos en esas instalaciones se terminaron en octubre de 2008. Eran Pampa Serie II, fabricados por Lockheed Martín Argentina. A estos tres Pampa III se sumarán otros tres en 2019, que ya se están fabricando.

Características. Además de entrenamiento de pilotos, estos aviones están en condiciones de hacer patrullaje costero de largo alcance; custodia y control fronterizo; misiones aire-aire, aire-tierra y reconocimiento táctico ofensivo. Cuentan con un sistema de aviónica “Full Glass Cockpit-Mil 1553”, funciones integradas (Nav/Com/Attack) y un sistema de manejo integrado de armamento (SMS).

Fuente: La Voz