04/12/18

Europa: proponen volver a poner aranceles al biodiésel argentino

Los Estados miembros de la UE deben decidir si aceptan la propuesta para imponer aranceles


La Comisión Europea propuso restablecer aranceles antisubsidios contra las importaciones argentinas de biodiésel, según consignó Reuters. La Argentina tiene un plazo de diez días para realizar un descargo.

Según informó esa agencia de noticias, la iniciativa sobreviene tras un planteo formulado por los productores del biocombustible de ese bloque, molestos por el aumento de las ventas del producto argentino en ese mercado.

En enero pasado, una cámara europea había protestado contra el biodiésel argentino. En ese momento, los productores de la UE argumentaron que el biocombustible local corría con ventajas por un diferencial de retenciones. En esa oportunidad, la materia prima del biodiésel, el aceite de soja, tenía una retención del 23 por ciento, versus el 8% del biocombustible. Después, el Gobierno subió las retenciones del biodiésel al 15%, en tanto que en septiembre pasado agregó también el esquema de $4 por dólar exportado.

La Argentina recuperó el mercado de biodiésel de Europa el año pasado, tras aranceles antidumping que se prolongaron cuatro años y que en su momento sobrevinieron después de la expropiación, en 2013, de YPF a la española Repsol. Europa había aplicado derechos del 24,6 por ciento. La Argentina llevó el caso a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y ganó, con lo cual ese bloque tuvo que reabrir su mercado.

En rigor, en septiembre de 2017 el bloque europeo bajó los aranceles, quedando una tasa efectiva total para el ingreso del 9 al 15%, según las empresas exportadoras.

La industria argentina, agrupada en la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), inclusive ganó un juicio y la Corte europea ordenó recalcular los derechos antidumping. Con Estados Unidos cerrado por las sanciones que también impuso ese país, tras los aranceles antidumping y antisubsidios que juntos suman una tasa total del 150 por ciento, Europa se había convertido nuevamente en el principal destino de las ventas de biodiésel.

Antes de 2013 el bloque europeo representaba un negocio por más de US$1500 millones. En 2017, con el impulso de la reapertura de Europa, las ventas totales al exterior de biodiésel terminaron en un récord de 1,68 millones de toneladas y más de 1250 millones de dólares.

Según Reuters, la Comisión Europea decidió no restablecer aranceles provisionales de importación para el biodiésel argentino en septiembre pasado, pero consideraba que las importaciones estaban subsidiadas. Ahora, los Estados miembros deberán aprobar o no esa propuesta para los aranceles.

Fuentes de la industria argentina de biodiésel rechazaron la propuesta de la Comisión Europea contra el producto. "Era esperable su conclusión (por el pedido de sanción), pero no la compartimos. Cuestionamos esto en su momento y lo volveremos a hacer. La Argentina no subsidia su producción", expresó una fuente del sector. En la industria creen que, más allá del descargo que hará el país, hay chances para abrir una negociación con Europa. Explican que, con las retenciones, la Argentina "cambió su marco regulatorio".

Mientras tanto, el sector local espera avances luego de que los Estados Unidos aceptara revisar sus aranceles contra el biodiésel argentino.

Fuente: La Nación