23/11/18

YPF sale a tranquilizar a inversores, tras derrame y suspensión en Bandurria

El Gobierno de Neuquén impuso la sanción por un derrame de petróleo sin plazo para que vuelva a aprobarse la licencia ambiental. YPF sigue operando en Vaca Muerta


El camino de YPF en el yacimiento Bandurria Sur no está para nada allanado. Luego del derrame de petróleo ocurrido en octubre, desde el Gobierno de la provincia de Neuquén se informó a la compañía que se suspendió la licencia ambiental para su desarrollo en esa zona específica. De todas formas, YPF mantiene sus actividades normalmente en Vaca Muerta. Es decir, la suspensión se circunscribe solo a las dos locaciones afectadas por el derrame.

YPF fue notificada el martes 20 de noviembre por las autoridades del Gobierno de la Provincia de Neuquén respecto de la suspensión de la licencia ambiental en Bandurria y según comunicó inmediatamente acató la medida que afecta a los pads 8 y 9 y a la zona próxima por precaución. Esta medida no impide el desarrollo en otras locaciones programadas. La desinformación inquietó a los inversores por eso la compañía insiste en aclarar que actualmente opera en 213 pads en Vaca Muerta.

"La empresa ha sostenido un diálogo fluido y constante con las autoridades de aplicación, compartiendo sistemáticamente los avances de los trabajos de remediación, que están avanzando rápidamente. De hecho, todos los martes desde la sucesión del incidente, se mantienen reuniones entre las partes, donde se revisan los informes de avances y se repasan los detalles de las tareas de remediación", comunicó YPF.

Santiago Cané, coordinador de asuntos legales de la asociación civil FARN comentó: "Nos sorprende la repercusión que tuvo este tema. En general, la provincia de Neuquén fue una aliada de la industria. Celebramos esta decisión y esperamos que marque una nueva etapa. Nunca se había sancionado a una empresa por casos similares".

El derrame, ocurrido en el yacimiento Bandurria Sur, a 11,5 kilómetros de la localidad de Añelo, se produjo el 19 de octubre cuando un pozo en perforación sufrió una surgencia de hidrocarburos durante el proceso de extracción de una corona. El incidente se extendió por 36 horas consecutivas. Para evitar que el derrame se siga extendiendo, se hicieron piletas naturales. De este modo, se recuperaron 2400 m3 de petróleo.

Por este incidente, la provincia de Neuquén ya había comunicado a la empresa que tendría que afrontar una multa, que puede ir entre $120.000 y $28 millones. Además, la petrolera había presentado su plan de remediación, pero el mismo fue aprobado parcialmente. Además, la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, la APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos), la Confederación Mapuche Neuquina y Greenpeace radicaron una denuncia penal para que se investiguen las responsabilidades de directivos de la empresa.

Según Cane, desde la provincia no pusieron un plazo para que les aprueben nuevamente el permiso ambiental. "La suspensión es para prevenir daños a futuro y la multa tiene que ver con la recomposición de los daños que provocaron", aclara.

YPF es el principal productor de no convencionales en el mundo fuera de los Estados Unidos. En Vaca Muerta tiene concesiones por un total de 12.000 km². Actualmente, la compañía, junto a sus socios, lleva invertidos u$s 9000 millones en la cuenca neuquina. Al cierre del tercer trimestre, tiene 659 pozos activos con objetivo Vaca Muerta.

A su vez, el acuerdo para el desarrollo de Bandurria, que comprende una extensión de 228 km2 se firmó en abril de 2017. El mismo contempla una inversión conjunta con Schlumberger de casi u$s 400 millones de dólares para la perforación de 26 pozos.

Fuente: Apertura