08/11/18

La Legislatura porteña debatirá mañana un proyecto para multar a los choferes de Uber con hasta 200 mil pesos


La disputa en la Ciudad lleva más de dos años Fuente: Archivo

La Legislatura porteña debatirá en la sesión de mañana un proyecto que busca frenar el avance de Uber en el distrito al endurecer las penas a quienes transporten pasajeros de manera ilegal que podría incluir multas de hasta 200 mil pesos, en el marco de una iniciativa respaldada por taxistas y rechazada por la empresa, que afirma que la iniciativa los "castiga y persigue". La sanción también alcanzaría a los conductores de micros escolares que transporten, por ejemplo, manifestantes a concentraciones públicas.

Según lo acordado por los jefes de bloques legislativos, la sesión ordinaria comenzará a las 11 y tendrá entre sus temas al expediente elaborado por la bancada oficialista que prevé la modificación de varios artículos del actual Código de Tránsito y Transporte .

Puntualmente, el proyecto estipula que los agentes viales podrán, por un lado, retener la licencia de manejo a quien "preste un servicio de transporte de pasajeros sin el permiso, autorización, concesión, habilitación o inscripción que la normativa aplicable requiera, sin perjuicio de la sanción pertinente".

También contempla multas económicas para el "titular o responsable de un vehículo que transporte pasajeros y que lo explote sin la autorización y/o habilitación para prestar el servicio establecida por la normativa vigente".

Asimismo, propone multas de hasta 10.000 unidades fijas (equivalentes hoy a montos que rondan los 200.000 pesos, pues su valor depende del precio del litro de nafta de mayor octanaje) y la inhabilitación para conducir de cinco a diez días.

Los cambios principales

El proyecto, que fue presentado por la titular de la comisión de Tránsito y Transporte Cristina García (Vamos Juntos) el 23 de octubre pasado, detalla que se deberá retener la licencia de conducir cuando, por ejemplo, se preste un servicio de transporte de pasajeros sin el permiso o autorización correspondiente o cuando el conductor preste un servicio para el cual no está habilitado. También se podrá retener la licencia de conducir cuando haya un exceso en la velocidad permitida.

También se establece la suspensión de la habilitación para prestar el servicio de siete a 30 días dependiendo de la reiteración o la gravedad de las faltas. Entre las faltas que figuran en el proyecto está la circulación con la licencia de conducir vencida en más de 30 días.

Este plazo del castigo se incrementa en 5 años cuando se trata de conductas graves, como prestar un servicio para el cual no se está habilitado, un caso claro de transporte ilegal. Aquí entran no solo los conductores de Uber , sino también los de micros escolares que lleven gente a manifestaciones, espectáculos deportivos o artísticos.

Más control a las motos

Pero en los cambios que se proponen también se incluye a los motociclistas. De aprobarse la norma, los controladores de faltas podrán retener el vehículo cuando el conductor lleve como acompañante a una persona menor de 16 años, cuando el acompañante supere los límites de alcohol en sangre o cuando circule en contramano o por la vereda.

"Este proyecto de ley se propone ser una herramienta fundamental para facilitar los controles y jerarquizar aún más el servicio de transporte público de pasajeros. Todos sabemos que muchas veces los vecinos utilizan algún tipo de transporte sin saber que no ha cumplido con los requisitos de un transporte de pasajeros legal. Los peligros e inconvenientes que esta situación pueda acarrear nos obliga a sumar esfuerzos para impedir que funcione en la ilegalidad", expresó García a LA NACION.

Concentración de taxistas

En ese marco, se espera que las asociaciones de taxistas se congreguen en las puertas de la Legislatura, en Perú al 100, en apoyo al tratamiento de la propuesta del oficialismo que agrava las penas a quienes transporten pasajeros sin habilitación.

En un comunicado, comprometieron su presencia el Sindicato de Peones de Taxis, la Unión Propietarios de Autos Taxis, la Sociedad Propietaria de Autos Taxis y la Asociación Taxistas de Capital.

La iniciativa, respaldada por las agrupaciones de taxistas, fue cuestionada por la empresa Uber, que en un comunicado consideró que su actividad era legal y pidió a la Legislatura por "un debate participativo".

"Perseguir no es el camino. La Ciudad se debe un debate participativo porque la gente ya se expresó. El caso de Mendoza demuestra que con voluntad política se puede debatir la movilidad y la tecnología. Nuestro compromiso es con todos los que eligen Uber cada día", indicó la compañía.

Modificaciones también para los taxistas

Por otra parte, los asesores de los diputados de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura porteña iniciaron la discusión en torno a otro expediente, elaborado por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, que obliga a los taxistas porteños a contar con una aplicación que permita recibir pedidos de viajes y habilita a los pasajeros a pagar el servicio de traslado con tarjeta de crédito y débito.

La propuesta dispone que "todos los titulares de las licencias y los conductores no titulares" de taxis "deberán encontrarse vinculados a una aplicación de despacho de viajes o a la aplicación oficial del Gobierno de la Ciudad", es decir BATaxi, añadieron fuentes parlamentarias.

También la iniciativa fija que los taxistas ofrezcan la opción de pago con tarjeta de débito y crédito en forma obligatoria, ya sea a través de una App, como por medio de un posnet o mpost.

Por último, estableció que el "Reloj Taxímetro" deberá reflejar las palabras "Libre, Ocupado o Reservado" visibles desde el exterior y permite que los vehículos puedan contar en los techos con carteles con publicidad.

Fuente: La Nación