07/11/18

En Misiones, el litro de nafta premium ya llega a $ 50

En la provincia, cayó 40% el consumo del combustible más caro, contra 27 % a nivel nacional.


Una estación de servicio de Apósteles, en Misiones, con la nafta premium por encima de los $ 50, después del último aumento. Foto: Gentileza Primera Edición

Posadas (corresponsal).- La venta de naftas y gasoil en el último año tuvo una fuerte retracción en Misiones. Según datos de la Secretaría de Energía, en septiembre se comercializaron cuatro millones de litros menos que en idéntico mes del año pasado.

La mayor caída se dio en la nafta premium, que tuvo una baja interanual del 40% y la disminución en los volúmenes se fue acentuando con el progresivo incremento, que acumula un 75% sólo en 2018. En Misiones el litro de la nafta con mayor octanaje supera los 50 pesos en algunas estaciones de servicio. A nivel nacional, la baja en la premium fue de 27%.

Según los datos estadísticos, en el país hubo una caída de 9,15% en la venta de combustibles; mientras que en Misiones la retracción fue mayor y se ubica en 9,4%, según los datos publicados por el sitio misionesonline.net.

Los automovilistas de Posadas sintieron un mayor impacto en sus bolsillos porque en marzo pasado el Gobierno Nacional dio de baja la alícuota diferencial del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) que se había establecido para achicar la brecha que existía entre los surtidores locales y los de la ciudad paraguaya de Encarnación.

Según los datos, en septiembre del año pasado, en Misiones se habían comercializado 44,3 millones de litros y doce meses después bajó a 40,1 millones de litros. Los números toman otra dimensión si se tiene en cuenta que en ese período se patentaron 14.000 nuevos automóviles y 20.000 motocicletas.

Los despachos de naftas premium tuvieron un retroceso de 1,8 millones de litros mensuales porque muchos automovilistas optaron por cargar súper. Sin embargo, este producto también tuvo una merma del 3,25%.

El parate económico también se refleja en los despachos de gasoil, que tuvieron una caída del 7,4% interanual. Con respecto a septiembre del año pasado, se vendieron casi dos millones de litros menos. La mayor caída se da en el diésel común, que tuvo una retracción del 8,59%.

El tradicional llenado de tanque a principios de mes pasó a ser una rareza, admiten los playeros de las estaciones de servicio. Los propietarios de las expendedoras no dudan en atribuir la merma en el consumo a los constantes incrementos en los precios. En ese sentido, dijeron que en los días posteriores al retoque de los valores hay una considerable merma y con el correr de las semanas hay una tibia recuperación.

Fuente: Clarín