12/11/18

El expertise en restaurar redes obsoletas, la carta de los grupos que van por el subte

Metrovías, actual administrador de la red, y las francesas Keolis y RATP Dev prometen mejoras en el servicio en los primeros meses de concesión


Tres son las compañías que, una vez que se complete el proceso de licitación, buscan ser el responsable elegido por Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) para operar la red de subtes porteña. Con las ofertas técnicas ya abiertas, los postulantes esperan que la definición llegue antes de fin año.

De la puja participan el actual operador de la red, Metrovías, en asociación con Deutsche Bahn (DB), principal empresa ferroviaria de Alemania; la francesa Keolis en conjunto con Corporación América y Transport for London, y la operadora del metro parisino RATP Dev, junto con Alstom.

“Conocemos el subte mejor que nadie. En 1994 recibimos una red en condiciones deplorables y lo entregaremos en mejor estado”, dice Alejandro Berger, gerente de Comunicaciones y Relaciones Institucionales de Metrovías.

El convenio de cooperación firmado con DB, destacó, les permitirá acceder al know how para mejorar los estándares actuales del servicio. Para los alemanes, en tanto, el subte sería la base para salir en busca de nuevos negocios en el país.

Según el último balance del período cerrado el 31 de diciembre de 2017, Metrovías tuvo una ganancia de $ 28,4 millones. El patrimonio de la compañía en el último año fiscal llegó a $ 61,8 millones.

Por su parte, la francesa Keolis promete traer su experiencia en la operación de “redes antiguas”, como las de Melbourne y Boston, y el conocimiento de su principal accionista, la SNCF, empresa ferroviaria estatal de Francia.

“Tenemos una oferta pertinente para Buenos Aires. Hablamos de una red subterránea histórica y de transferir miles de empleados de una empresa a otra. Sabemos cómo hacerlo”, explicó a El Cronista Clément Michel, CEO de Keolis Norteamérica.

En 2017, el Grupo Keolis facturó 5399,2 millones de euros en todo el mundo. Durante el período, la empresa realizó inversiones industriales por 226,2 millones de euros y alcanzó un endeudamiento neto de 1010,5 millones de euros.

En su plan, Keolis prevé un esquema de mejora de la red con plazos de uno, dos, tres y seis meses, y al año de entrar en vigor el contrato. “Nos comprometemos a efectuar cambios visibles rápidamente, pero también debemos hacer análisis más precisos para comprender las disfuncionalidades. Haremos una transformación inmediata, que se perciba desde el primer mes”, dijo Michel.

La también francesa RATP Dev promete traer al país tecnología que mejore el sistema de señales, que asista a los motormen para una conducción más eficiente y que aumente la capacidad de transporte de la red.

“Es lo que hicimos en París y lo que vamos a hacer en Buenos Aires. Queremos una mayor automatización”, dice Géraud Boursin, vicepresidente para la Unidad de Negocios Américas de RATP Dev, y adelanta que la cooperación con el sindicato será una de las claves sobre los que basará una hipotética administración del subte.

Además de operar el métro Parisino, RATP Dev está a cargo de redes de subterráneos, tranvías y trenes en Seúl, Hong Kong, Manila y Bombay. En total, la compañía tiene presencia en 14 países y cuenta con una nómina global de 61.000 empleados, y realiza 16 millones de viajes por día.

En 2017, según el último balance presentado, el Grupo RATP tuvo una facturación de 5486 millones de euros, de ellos 1114 millones fueron aportados por las filiales extranjeras.

Cuál será la oferta ganadora aún es una incógnita. Mientras tanto, los usuarios del subte esperan que no haya más demoras.

Fuente: Apertura