02/11/18

Derrame en Vaca Muerta: alambran el área afectada y temen por la llegada de lluvias

Hay pronóstico de mal tiempo y creen que las tormentas podrían expandir la contaminación.


Una campamento de Vaca Muerta

Los operarios de YPF comenzaron a alambrar alrededor de toda la zona afectada por el derrame de petróleo ocurrido en Vaca Muerta. Son 45 hectáreas. En lo inmediato, informaron a Clarín fuentes de la compañía, el propósito es que no ingresen animales en una extensión de unas 8 hectáreas donde se encuentran 3 piletones escavados en la tierra y una suerte de pequeñas lagunas y ríos conteniendo el crudo sin tratar. En los días siguientes se sumarán al vallado las restantes 37 hectáreas.

El sector que recibió la peor parte en Bandurria Sur es el inmediato al pozo LCAV-26 que entró en urgencia el día 19 de octubre. Recién pudo ser contenido el 20 del mismo mes. Pasaron 36 horas. En los espacios cercanos a la perforación se estacionan los vehículos y hay containers los cuales albergan diversas dependencias de la firma Nabors, la empresa contratada por YPF para llevar adelante el pozo. El suelo conserva desde los primeros días del derrame una gruesa capa de material viscoso y negro.

La Subsecretaría de Ambiente de Neuquén no autorizó la totalidad del Plan de Remediación presentado por YPF. Desde el organismo quieren que la empresa se dedique de inmediato solo a las áreas impactadas mediana y levemente sobre todo por el spray de crudo.

La compañía corre contra reloj. Para los próximos dos días se pronostican lluvias en Añelo, el pueblo ubicado a solo 11 kilómetros de donde se produjo el accidente. También hay pronosticados vientos de entre 19 y 50 kilómetros por hora.

Los expertos de la Subsecretaria analizarán el área de mayor perjuicio antes de tomar una decisión sobre los pasos a seguir. Se trata de los tres piletones que fueron excavados en el suelo por los propios operarios para contener el avance del crudo. También se incluyen en este marco las lagunas y vertientes que se formaron en el perímetro del campamento.

“Lo único que puede hacer YPF en la zona de los piletones donde se acumuló el hidrocarburo es caracterizar el área. Y luego de acuerdo a los datos que obtengan y nos presenten, nosotros vamos a evaluar y disponer cuál será la mejor forma de trabajo”, indicó el subsecretario Juan de Dios Lucchelli a Río Negro. “Si fuera por YPF mañana están levantado todo el terreno afectado y luego trabajarían con el suelo de abajo. Lo que nosotros queremos es que se sepa con certeza el grado de afectación de toda el área, para luego nosotros elegir el plan de acción para ese sector”, agregó Lucchelli apuntando a la compañía.

Los trabajos de remediación llevarán entre seis y ocho meses. La empresa ocupará a un total de 110 personas. Unas 60 de ellas estarán abocadas a limpiar la flora local con hidrolavadoras provistas de detergente biodegradable y a mano. En algunos casos las plantas podrían resultar podadas.

Se estima que 8 hectáreas fueron impactadas de lleno por el material. Otras 37 quedaron tocadas por el efecto del spray. Más de la mitad de modo leve. “Nosotros presentamos un plan de acción, pero haremos lo que la provincia determine y defina que es mejor para el lugar”, señaló una fuente de la compañía.

Fuente: Clarín