20/11/18

Aumento de subte: ya cuesta $ 1 más y habrá otras tres subas hasta febrero

Cuando se complete el cronograma la tarifa acumulará un 120% de incremento.


Subte. Aumenta la tarifa a $ 13,50 y se demora el análisis de las propuestas para renovar la concesión.

El subte vuelve a aumentar. La tarifa ya registra la primera de las subas de $ 1, para dar comienzo a un esquema que se repetirá en diciembre, enero y febrero, cuando cada viaje costará $ 16,50.

El nuevo ajuste se concreta mientras el Gobierno porteño demora la definición sobre quién se hará cargo del servicio. La Ciudad ya mandó a la Legislatura un proyecto para prorrogar el contrato de Metrovías hasta el 31 de diciembre de 2019. Mientras tanto, siguen en evaluación las propuestas de las tres empresas que buscan quedarse con el servicio por doce años.

Desde este martes, entonces, el viaje en subte costará $ 13,50. La tarifa trepó de $ 7,50, el valor desde 2016, a $ 12,50 en agosto. En realidad, el objetivo era aplicar una suba escalonada a $ 11 primero. Pero un recurso de amparo mantuvo frenado el incremento durante varios meses y el salto finalmente fue mayor.

El aumento acumulado será del 80% en lo que va del año. En febrero, cuando se complete el cronograma y el boleto cueste $ 16,50, cada viaje costará más del doble, un 120% más, de que lo valía en enero de 2018.

Para paliar el impacto entre los pasajeros, sigue vigente el sistema de descuentos a partir de los veinte viajes para los usuarios frecuentes. Además, el subte es parte de la red SUBE, que se implementó este año y proporciona reducción del 50% en el segundo medio de transporte y del 75% en el tercer viaje.

También continúan las tarifas sociales para docentes, jubilados, discapacitados y otros.

El aumento registra resistencia entre legisladores de la oposición. De hecho, los diputados del Frente de Izquierda, Myriam Bregman y Patricio del Corro, presentaron un recurso de amparo para frenarlo.

Son los mismos que fueron a la Justicia y consiguieron una medida pre cautelar de la jueza Patricia López Vergara, que en mayo frenó el salto de $ 7,50 a 11.

"Metrovías recibe miles de millones en subsidios por un servicio que es cada vez peor y lo premian con un aumento más en el año. Mientras los costos aumentan un 6 por ciento, a los usuarios nos meten un tarifazo del 32%, que en el año llega a un 120 por ciento", declaró Bergman.

La explicación oficial es que la suba es para compensar la inflación y reducir el peso de los subsidios. Dicen que "los costos siguieron moviéndose y se necesita ajustar el boleto para estar más cerca de la tarifa técnica, que surge de dividir los costos de explotación del servicio por la cantidad de pasajeros que pagan boleto". Y agregaron que para SBASE la tarifa técnica es de $ 23,20, con IVA incluido.

Desde la oposición también cuestionan el proceso de renovación de la concesión, que será por doce años y se sigue demorando. Según los plazos originales, las propuestas técnicas debían haberse conocido en octubre, para avanzar este mes con la apertura de los sobres de las propuestas económicas.

Con el argumento puesto en que la comisión evaluadora, conformada por representantes del Gobierno de la Ciudad, Ministerio de Hacienda, Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte y SBASE, con el asesoramiento del Metro de Barcelona y de la Cátedra de Transporte de la Universidad de San Martín (UNSAM), necesita más tiempo, el Gobierno porteño envío a la Legislatura un proyecto para prorrogar un año más el contrato de Metrovías. Además, se esperan los resultados de una auditoría realizada por estos dos últimos organismos, que se considera clave antes de tomar una determinación.

Fuentes del oficialismo también explicaron que la prórroga es por un año, pero que esperan tener cuanto antes la definición. Así, aseguraron que, si el nuevo operador se decide por ejemplo en febrero, podrá comenzar a controlar el servicio una vez que se haga el traspaso.

Esto ocurrirá más rápido si quien sigue con el servicio es Metrovías. La empresa que controla el grupo Roggio es una de las que se presentó con el asesoramiento técnico de Deutsche Bahn, con base en Berlín y una de las mayores compañías ferroviarias del mundo.

Pero en competencia también están la francesa Keolis, que opera el metro de Lyon, entre otras ciudades de Europa. Está asociada con Helport, S.A., que es de la Corporación América, de Eduardo Eurnekian, a cargo la operación del los aeropuertos. A ellos se suma Transport for London, la operadora estatal del Metro de Londres, pero no como parte del consorcio, sino como asesor técnico.

El tercer consorcio es una sociedad entre RATP Dev y Alstom. La operadora del metro de París sumó a la otra empresa del mismo origen, que además de proveer sistemas de señalamiento también es quien construyó los coches actuales de la línea H. Además, Alstom trabaja en la renovación de las flotas de la D y la E, en las que planean sumar coches con aire acondicionado.

Desde la oposición también manifestaron cuestionamientos al proceso de licitación. Los legisladores Sergio Abrevaya (GEN) y María Rosa Muiños (bloque peronista) presentaron un proyecto para que la operación del subte quede en manos de AUSA, la empresa estatal que tiene a su cargo las autopistas porteñas.

Por otro lado, desde el bloque Evolución, que responde a Martín Lousteau, también proponen la gestión estatal. "Creemos que el Subte tiene que ser operado por la Ciudad. Vamos a insistir", aseguró María Inés Gorbea cuando se conoció el proyecto de prórroga del Gobierno.

Fuente: Clarín