02/10/18

YPF se queda con activos de Oil Combustibles tras una oferta de u$s 85 millones


Finalmente, la petrolera estatal, YPF, adquirió los bienes rematados por la quiebra de Oil Combustibles (OCSA), después de haber realizado una oferta de u$s 85 millones. La compra incluye dos activos que ya administraba desde mediados de este año –las instalaciones logísticas, en San Lorenzo, junto con las más de 220 estaciones de servicio de la empresa–, a los que se sumó la refinería que la excompañía de Cristobal López tiene en la misma ciudad santafecina.

Desde YPF indicaron que el mayor interés estaba centrado en los activos que ya manejaba. También, afirmaron que el centro de almacenamiento de crudos –tanto livianos como pesados– y el muelle de OCSA en San Lorenzo serán utilizados para mejorar la logística de la compañía en la zona del Litoral, debido a que su refinería está en La Plata. Respecto a las estaciones de servicio, informaron que las más de 220, en el corto plazo, seguirán siendo manejadas por YPF junto con Destilería Argentina de Petróleo (Dapsa), compañía que en la práctica gestiona las unidades, mientras YPF provee sus combustibles. Fuentes de la firma estatal no precisaron cuándo las estaciones cambiarán de nombre o si el contrato con Dapsa finalizará.

La oferta de YPF fue aceptada por el juez Javier Cosentino, quien le otorgó a la compañía el "derecho adquirido" por haber manejado previamente los activos, lo que le permitió igualar la oferta de la compañía holandesa Trafigura, que propuso un monto similar; el monto mínimo que el magistrado había establecido era de u$s 42,5 millones.

Cosentino, en junio, había aprobado el pago de un canon mensual por parte de YPF, de u$s 3,3 millones, para manejar las estaciones de servicio y y su plaza logística. Antes, en, marzo, había separado de la gestión de OCSA a Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre, caras visibles de OP Invesment, un fondo inversor que había llegado a un acuerdo con López para la compra –no autorizada por la justicia– de las 170 empresas que componían el grupo Indalo.

"Hay que ver si se presenta reparo", dijeron desde YPF sobre la compra. La semana pasada, López y su socio, Fabian De Sousa, habían presentado un amparo –mediante su abogado, el exjefe de Gabinete Aníbal Fernández– contra el juez Cosentino y habían conseguido frenar el remate de OCSA. Tanto López como De Sousa se encuentran acusados de un supuesto desvío de $8000 millones que Oil tenía que girar a la AFIP por el cobro al impuesto a la transferencia a los combustibles, pero que presuntamente fue utilizado para la financiación al adquirir compañías en diversos sectores. Fuente: Apertura