09/10/18

Javier Iguacel defendió las cuotas extras para pagar el gas y anticipó que el Gobierno no apelará si hay demandas

El funcionario ratificó la compensación adicional a las compañías. Y dijo que las empresas deberán hacerse cargo de los litigios judiciales. “Si la Justicia resuelve que no se debe pagar, así quedará”, le dijo a Clarín.


El secretario de Energía, Javier Iguacel, en la conferencia de prensa donde defendió las cuotas extra para compensar a las empresas gasíferas. Foto: Juan Manuel Foglia.

El secretario de Energía, Javier Iguacel, defendió este lunes la aplicación de 24 cuotas en las boletas de gas para compensar los efectos de la devaluación entre abril y septiembre. Sin embargo, anticipó que las empresas deberán hacerse cargo de los litigios judiciales que se avecinan por esa resolución. "Van a tener que ser los productores (los que se defiendan en la Justicia)", expresó. "Son ellos los que quieren cobrar", señaló Iguacel en una conferencia de prensa que tuvo que brindar luego de una jornada caliente que incluyó críticas de la oposición y una denuncia penal impulsada por el fiscal federal Guillermo Marijuan por “abuso de autoridad e incumplimiento de deberes de funcionario público”.

"Lo que no voy a hacer es apelar alguna medida a favor de las empresas. Si la Justicia resuelve que no se debe pagar, así quedará. Para eso está. Se debe resolver ahí. Nuestra intención fue mejorar la situación general con foco en el usuario, no al revés", especificó más tarde ante Clarín.

El funcionario estimó que el monto extra que deberán pagar los usuarios se ubicará entre $90 y $100 mensuales en promedio. Ese monto adicional se pagará durante 24 meses desde enero de 2019 y tendrá un interés regido por la tasa pasiva del Banco Nación que es la más baja del mercado, según dijo el funcionario. A principios de octubre era cercana al 20 por ciento anual.

"Hay que cumplir con los contratos. Las productoras tienen que recibir una compensación (por lo que no cobraron) dentro del siguiente semestre (entre octubre de 2018 y marzo de 2019 incluido). Lo que logramos es que esa compensación se cobre en 24 meses, en lugar de seis", especificó el secretario en su defensa de la medida. "El contrato preveía que se paguen las diferencias diarias conforme la reglamentación vigente: cargando todo lo acumulado del invierno a la tarifa del verano", explicó Iguacel a este diario

El Gobierno aplicó la ley del gas (ver recuadro). Todos los días, las productoras despachan gas y lo liquidan al tipo de cambio de esa jornada, porque eso establece el contrato de abastecimiento que se firmó con anterioridad. Las distribuidoras fueron pagando ese abastecimiento al dólar de abril y eso generó una diferencia con respecto al billete estadounidense que se fue apreciando en los siguientes meses. Se generó una deuda estimada en $ 10.000 millones. "Las diferencias fueron importantes", caracterizó Iguacel.

El Gobierno decidió un incremento del 34,7% promedio en las tarifas de gas para los próximos 6 meses. Tal como adelantó Clarín el sábado, el incremento llega al 60% para los consumos de los hogares que menos gas demandan (caratulados como R1 y R2), un número muy por encima del anunciado.

"Si no hubiéramos hecho esto, las facturas que fueron de $ 3.000 en invierno, hubieran sido de $ 9.000", graficó Iguacel para defender el esquema que ideo el Gobierno y que según su mirada logró amortiguar las tarifas.

La secretaría de Energía también abandonó los precios máximos que había establecido el ex ministro Juan José Aranguren, que ponía un tope de US$ 5,20 al millón de BTU -la unidad de medida del sector- por el gas que se despacha entre octubre de 2018 y marzo de 2019. Las productoras aceptaron cobrar US$ 3,70 por millón de BTU para este período.

"Sumando ambas cosas (el reemplazo de 24 cuotas en lugar de las 6 que establece el contrato de concesión, más dejar atrás los precios de referencia de su predecesor) da incluso que las petroleras pretendían aumentos superiores al 200%", aseguró Iguacel a Clarín, para destacar la recomposición fue inferior a ese número. "Voy a difundir las tablas en breve", agregó.

El secretario despotricó contra los planes de estímulo a la producción de gas del kirchnerismo -que reconocía precios de US$ 7 por millón de BTU-. Dijo que la gestión K dejó "una debacle" de la que "estamos tratando de salir". "Con el precio que dejó el kirchnerismo firmado hubiéramos pagado el doble en las facturas", dijo y buscó mostrar empatía con los consumidores. "Entendemos muy bien el esfuerzo que hacen los argentinos", graficó.

En ese sentido, auguró una "factura previsible" o "tarifa plana" para el próximo invierno. Si se ejecuta, los hogares recibirán desde 2019 boletas parejas a lo largo de todo el año, en contraste con la situación actual en que las facturas del invierno son entre "4 y 6 veces superiores" a las del resto del año.

Fuente: Clarín