09/10/18

Javier Iguacel advierte que si no se respeta el contrato con las productoras, la tarifa de gas aumentará el doble o el triple

“El que pagaba $ 3.000 va a pagar $ 6.000 o $ 9.000”, afirmó el secretario de Energía.


Iguacel volvió a defender el cobro extra retroactivo en el gas. (Juan Manuel Foglia)

Desde la publicación el viernes de la resolución que dispuso un cobro extra retroactivo para los usuarios de gas debido a la variación cambiaria producida entre abril y septiembre, la polémica con el secretario de Energía, Javier Iguacel, no paró de crecer, y hasta incluyó una denuncia en su contra del fiscal federal Guillermo Marijuan.

Este martes, el funcionario volvió a defender la medida y apuntó contra la Justicia, al afirmar que el tema “no era para una denuncia judicial”. De todas formas, aclaró que se presentará a dar las explicaciones correspondientes.

Además, advirtió que si no se respeta el contrato y se vuelve "a la política de importar", la tarifa podría aumentar el doble o el triple.

"Me parece que el tema no era para una denuncia judicial, pero me presentaré y que la Justicia decida. Está bien que los funcionarios estemos expuestos a dar explicaciones, pero todo lo que se hizo está dentro de la ley", afirmó Iguacel.

En declaraciones a radio Mitre, el Secretario volvió a explicar que dentro de las opciones disponibles se dispuso espaciar la suba en 24 cuotas e indicó que si no se hacía de esta manera "en vez de 34,7%, el incremento hubiera dado el 200%".

"Buscamos resolver el problema respetando los contratos y teniendo en cuenta lo que le cuesta a la gente llegar a fin de mes. Para poder hacer eso se dispusieron estas 24 cuotas, que tienen un impacto más bajo que hacerlo de otra manera", remarcó Iguacel, que el lunes ofreció una conferencia de prensa para explicar la medida.

En ese sentido, aseguró que si no se respetan los contratos con las empresas productoras y se vuelve “a la política de importar cada vez más, el que pagó 3.000 pesos de factura, si era gas de Bolivia, hubiera pagado $ 6.000, y si era importado con barcos, $ 9.000".

Iguacel consideró también que se está dando un cambio cultural: "Durante tanto tiempo no pagamos nada por la energía y ahora tenemos que pagar esto y nos da bronca. Pero la energía tiene un costo y si no lo pagamos ahora lo vamos a pagar en el futuro mucho peor".

Ante una consulta sobre si los incrementos se podrían haber planteado de otra manera, manifestó que "estaba el que decía que había que aumentar todo de golpe y, haciéndolo de manera paulatina y todo en 2016, llovieron los amparos".

"Tenemos que acostumbrarnos a la realidad de lo que la energía cuesta, tiene este costo para la sociedad. También es entendible que exista la desconfianza de que un gobierno no esté haciendo lo mejor posible para la gente sino para otro, y esto no es así. Estamos luchando para que haya energía abundante y limpia", concluyó.

Fuente: Clarín