22/10/18

Definen nuevo aumento del Subte a poco de resolver la concesión

Hoy se definirá en audiencia el aumento de las tarifas del subte


El Gobierno porteño avanzará este lunes en la definición de un nuevo aumento de la tarifa del Subte, que llevará el boleto hasta los $ 16,50 en forma escalonada con una suba mensual de un peso entre noviembre y febrero, y el Premetro $ 0,50 hasta alcanzar los $ 6 por tramo. La audiencia, por celebrarse en el Centro Cultural Adán Buenosayres, discutirá la tarifa técnica y la modificación del cuadro tarifario para la explotación del servicio subte, días antes de avanzar un paso más en el proceso de concesión del servicio por un plazo de 15 años.

La licitación pública internacional por el Subte encuentra compitiendo al actual operador, Metrovías, con la asistencia técnica de las alemanas Deutsche Bahn y Siemens, y otros dos concesionarios internacionales, el grupo parisino RATP (aliado con Alstom) y la firma francocanadiense Keolis, aliada a la Corporación América y con apoyo de la autoridad de transporte de la ciudad de Londres.

La actualización responde a la variación de los costos, estimados en la "tarifa técnica", indicaron a este medio desde Sbase. Según el Ejecutivo, la actual tarifa al usuario de $12,50 se corresponde a los costos estimados para el año pasado, mientras que en la actualidad, sin subsidio, cada trayecto debería costar al bolsillo $19,20.

Pese al aumento, el Subte continuará contando con un sistema de tarifa escalonada que beneficia a los pasajeros frecuentes e implica un descuento de 20%, 30% y 40% en el costo del pasaje según la cantidad de viajes realizados al mes.

También seguirán en curso los pases para jubilados y pensionados, y para personas con discapacidad, el boleto estudiantil y otros abonos especiales.

Disputa por la concesión

Por otra parte, los tres consorcios que compiten por la concesión de los servicios cruzaron en las últimas semanas acusaciones por supuestas irregularidades en las ofertas presentadas, con la intención de restarle chances a sus competidoras y procurarse mayor valoración en esta instancia del proceso, que evalúa los requisitos mínimos de admisibilidad de los oferentes, los criterios cualitativos y los planes de mejora.

La más golpeada por estas acusaciones fue la parisina RATP. Sus contrincantes le objetaron, por un lado, que la sociedad abierta en la Argentina es insolvente dado que tiene un capital social de $ 100.000, mientras la licitación requería que se comprometieran hasta u$s 15 millones en caso incumplir un futuro contrato. A su vez, ocurre que la persona jurídica registrada en el país como RATP Dev Argentina S.A. no tiene como accionista mayoritaria a la casa matriz, sino a otras subsidiarias de la compañía madre.

Metrovías, el actual operador, también fue objetado por no contar con operaciones externas en redes complejas ni antiguas. A través de Benito Roggio Transportes (BRT), la empresa participó del manejo de tranvías en Río de Janeiro y San Pablo, y la línea 4 del metro de la megalópolis brasileña, todos proyectos menores en comparación con la red de Buenos Aires.

El grupo Keolis, en tanto, fue criticado por haber hecho prensa de su asociación con TfL cuando, en teoría, tal vínculo no estaría explicitado en los papeles.

Fuente: El Cronista