30/10/18

Buscan también blindar a Vaca Muerta de conflictos sociales y territoriales

Tras el "blindaje" gremial de la actividad petrolera en el yacimiento, empresas e inversores piden penalizar protestas. Demandas mapuches en la mira


El incomensurable gas y petróleo de la Cuenca Neuquina (Vaca Muerta dixit) está incidiendo fuertemente en el escenario político provincial. Al blindaje gremial en el que los gremios que trabajan en esa actividad autolimitaran su capacidad de realizar paros laborales, se suma ahora el acuerdo buscado entre el Poder Judicial neuquino y las principales petroleras que operan en la región para blindar penalmente a esa actividad bajo la atenta mirada del principal operador político en el sector, el gobernador Omar Gutiérrez, acotado por la disputa de su poder en las internas del próximo 25.

Los principales ejecutivos del Instituto Argentino de Petróleo y Gas (IAPG) delegación Neuquén junto a directivos de la cámara argentino-norteamericana de Comercio (AmCham) se reunieron con el Fiscal General de la Provincia, José Geres para negociar un acuerdo a fin de que la Justicia neuquina sea más severa con los conflictos de índole social, buscando frenar que las protestas sociales o laborales perjudiquen a las millonarias inversiones, especialmente cuando existan reclamos territoriales de comunidades mapuches.

En la reunión con Geres estuvieron el CEO de AmCham, Alejandro Díaz, y Martín Kaindl, director de relaciones institucionales del IAPG. Ambos pidieron que se incorpore una nueva figura en el Código Penal para que se aplique un blindaje penal para Vaca Muerta que desaliente este tipo de protestas que interrumpan la actividad hidrocarburífera.

Este inusual pedido se suma al blindaje gremial que suscribieron unos 16 sindicatos menos el de Camioneros de Hugo Moyano- y tuvo su eje en el decidido apoyo del poderoso gremio petrolero privado que conduce el senador Guillermo Pereyra, bajo los fuegos cruzados de denuncias de presunta corrupción y en la interna gremial por el Partido Obrero y el parlamentario del Mercosur Ramón Río Seco que aspira a la gobernación provincial por un acuerdo político con el sector del PJ del ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli.

Pero un tema de tamaña magnitud económica y gremial no podía faltar en la interna del Movimiento Popular Neuquino (MPN) que dirimirá sus candidaturas el 25 de noviembre próximo. Por un lado se expresan en total apoyo a Vaca Muerta y alientan cualquier medida que la beneficie o bendiga a las operadoras que prometen millonarias inversiones, el actual gobernador Gutiérrez y su antecesor y mentor político Jorge Sapag.

Sapag y Gutiérrez en ese orden y no otro- se consideran, y así lo acreditan sus gestiones, como los principales impulsores de Vaca Muerta. Primero con Cristina Kirchner y ahora con Mauricio Macri. Pero ni Sapag, y muchos menos Gutiérrez, se esperaban que de su propio riñón, el vicegobernador en ejercicio, Rolando Figueroa, surgiera como voz crítica. Figueroa se lanzó el viernes como principal competidor de la dupla por el MPN para 2019. Su discurso es marcadamente antimacrista y muy cercano al filo peronismo kirchnerista.

Figueroa rechazó este último acuerdo, esgrimió un mensaje marcadamente provincialista retornando a las fuentes emepenistas de los hermanos Elías y Felipe Sapag, y con él coincidieron la Confederación Mapuche, principal promotora de las ocupaciones de tierras aledañas a Vaca Muerta, con la clara intención de cobrar un millonario canon o ser parte del negocio, el filo peronismo provincial y los partidos de izquierda, que se sumaron a este planteo. Tampoco Cambiemos, liderado por el intendente de Neuquén, Horacio Quiroga, y Río Seco se han pronunciado públicamente. Sobre este punto Quiroga se manifiesta más cercano a la dupla Gutiérrez-Sapag.

Pero a Quiroga lo irritó muy fuerte la foto de Macri junto a Gutiérrez en las sucesivas visitas que hizo a Vaca Muerta. Dichos retratos dieron lugar a especulaciones que ubicaban a Gutiérrez como el hombre del Presidente para la Gobernación neuquina en 2019 y el intendente relegado a una senaduría nacional. El 25 de noviembre se sabrá si se cumple esta premonición o ante la presunta irrupción de Figueroa en el manejo del Poder Provincial, el escenario cambia sustancialmente bajo la fuerte influencia del olor a gas y petróleo.

Obviamente que el vicegobernador no quiere profundizar el enfrentamientos con la petroleras y busca encorsetar su propio frente interno ante el desafío de la interna partidaria. Figueroa advirtió que "los inversores extranjeros ya tienen seguridad jurídica decidida soberanamente y no como consecuencia de los lobbies", agregando que la legislación vigente es suficiente para dirimir cualquier conflicto. Sin embargo se encuentran a resolución del Superior Tribunal de Justicia de Neuquén causas donde se cuestiona fuertemente el reclamo de la Confederación Mapuche, que acusa de supuestamente criminalizar la protesta social.

Pero el reclamo empresarial no es en abstracto. Bajo la lupa de los jueces máximos neuquinos se encuentra un allanamiento de Geres en territorios mapuches aledaños a Vaca Muerta donde se encontraron armas y drogas, y a una antigua denuncia en la Justicia Federal en Río Negro donde se habla de la existencia de un explosivo en un yacimiento de YPF en Allen, que de haber explotado hubiera provocado un accidente de proporciones desconocidas. Fuente: Cronista