13/09/18

Transporte: intendentes oficialistas piden a Nación fondos de compensación

EN PARALELO, GOBERNADORES GESTIONAN ACUERDOS INDIVIDUALES PARA CONTENER CAÍDA DE FONDOS - Los radicales de Cambiemos desembarcaron en la Casa Rosada en las últimas horas para gestionar un mecanismo que les permita cubrir el déficit que se producirá por la eliminación del subsidio nacional.


Gestiones. José Corral, jefe comunal de Santa Fe, y Ramón Mestre, de Córdoba, viajaron a Buenos Aires para exigir al Gobierno un mecanismo para compensar la caída del subsidio al transporte en las provincias.

La puja entre Nación y las provincias por el ajuste en el Presupuesto 2019 tiene subfoco: en cascada, los intendentes se alarman por cómo impactará en las cuentas municipales el recorte que por estas horas termina de definirse en reuniones bilaterales. Por su parte, los gobernadores también empiezan de forma individual a elevar sus pedidos, para que se contemple en cada caso su situación particular. Es decir, lo que para un distrito puede ser un recorte sensible para otro no lo es.

Los jefes municipales se ven atados a una negociación ajena, y los casos en donde no son del mismo signo político que el Gobierno provincial temen que la asfixia sea insalvable, más si la intendencia es Cambiemos. Por un lado, la orden del recorte viene de la plana nacional de la alianza macrista. Por otro, los mandatarios ya habían levantado la voz para que las pérdidas sean parejas y Nación no compense con ATN la merma de fondos a intendentes aliados. De hecho, ante la duda, los gobernadores peronistas ya pidieron en coro que se limiten esas transferencias discrecionales.

Por eso, adelantándose a la pulseada, dos de los municipios más importantes del país que están en manos de radicales Cambiemos, como Córdoba de Ramón Mestre y Santa Fe de José Corral, fueron a golpear las puertas de despachos de la Casa Rosada. Ambos dirigentes, además, mantienen una disputa con los gobernadores Juan Schiaretti (PJ) y Miguel Lifschitz (Frente Progresista Cívico y Social). Por eso, al igual que los mandatarios estuvieron anteayer con el ministro del Interior Rogelio Frigerio y otros funcionarios de nacionales, con el objetivo de buscar una compensación ante la caída del subsidio al transporte.

Mestre calcula que perderá unos $1.600 millones, la mitad de lo que recibe la provincia de Córdoba. Desde la administración de Schiaretti ya advirtieron que los recursos provinciales se enfocarán en la demanda, es decir, en subsidiar con fondos propios boletos estudiantiles, a jubilados, o en distintas franjas horarias. Por lo tanto, en la gestión capitalina entienden que sin recursos el boleto plano podría dispararse a más de $30. Corral, por su parte, dijo: "Nuestra preocupación central es mantener el sistema de Transporte Público de Pasajeros, y que la gente tenga un boleto lo más económico posible". Y agregó: "Va a continuar el aporte de Nación en un marco de traspaso de recursos a las provincias". Sobre esto último puso el foco Mestre, quien, como el intendente santafesino, advirtió que las provincias recibirán compensaciones y que de algún modo deben llegar a los municipios.

Posiciones

En el caso santafesino, Miguel Lifschitz no participó de la reunión que convocó a sus pares para discutir la pauta de gastos y en su reemplazo estuvo el ministro de Economía, Gonzalo Saglione. El titular de la cartera económica se mostró preocupado ayer por el recorte de subsidios al transporte y también a la tarifa social eléctrica. "Es necesario crear mecanismos para que las provincias podamos, al menos parcialmente, absorber subsidios. Entendemos que es imposible trasladar al usuario el retiro de los subsidios nacionales", dijo Saglione, según consignó el medio La Capital. El ministro, además, puso matices sobre el acuerdo entre los gobernadores y el Gobierno nacional. "Queda mucho camino por recorrer para lograr consensos en el equilibrio fiscal", agregó.

Si bien hay compromiso en no negarle el Presupuesto al presidente Mauricio Macri, cada provincia pone el foco en distintos aspectos. Por caso, ayer el peronista sanjuanino Sergio Uñac dijo: "Hay que reconocer distintas realidades provinciales y distintas posiciones de los gobernadores que se pusieron sobre la mesa". Y aunque se mostró favorable al diálogo, manifestó que los mandatarios "no necesariamente deben estar de acuerdo con el Presupuesto, ya que es potestad del Poder Ejecutivo". Los gobernadores no quieren cargar el costo del ajuste.

En el caso de San Juan, el eje que más preocupa es la obra pública. Uñac, al respecto, sostuvo: "Vamos a hacer todos los esfuerzos para no afectar la inversión pública, que es fuente y generadora de empleo en la provincia".

El salteño Juan Manuel Urtubey (PJ) apuntó a mantener programas de contención: "No queremos que el recorte sea a costa del gasto social, que es lo que más impacta".

Fuente: Ámbito