26/09/18

Por el petróleo y el dólar más caros, habrá nuevas subas de naftas

Las retenciones compensarán parte de la suba internacional del crudo


La tormenta no cesa. Una vez que parecía encontrarse una leve calma, la renuncia de Luis Caputo al Banco Central (BCRA) y el anuncio del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de imponer más sanciones a Irán, llevaron al alza tanto al dólar en el mercado local como al petróleo crudo en el mundo, una combinación funesta para que se eleve la presión al alza de los combustibles en los próximos días.

En privado, fuentes de las petroleras comentaron que, con este combo, "los precios de las naftas y gasoil quedaron muy atrasados de nuevo" y visualizan un nuevo aumento "pronto". El incremento sería en la primera semana de octubre, tal como lo vienen realizando las empresas líderes del mercado (YPF, Shell y Axion), para intentar acercar la nafta súper a un dólar.

YPF y Axion están integradas, por lo que sus refinadoras compran el petróleo a la unidad de negocios de la producción en la misma empresa. En cambio, Shell debe comprar a otras productoras del mercado local o importarlo, con lo que está más atada a los movimientos internacionales. En todo caso, luego de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidiera no incrementar su producción y de que Trump alegara contra Irán en la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el crudo Brent cerró ayer en u$s 80,97 por barril.

El Medanito, que se produce en Neuquén, es de mayor calidad y se vende un dólar más caro que el petróleo del Mar del Norte, por lo que se debería comercializar a u$s 81,97. Sin embargo, en las condiciones de ayer para el mercado interno se aplicaría una retención de 10,3% ($ 4 por cada dólar, la moneda que cotizó ayer a $ 38,70 -según el Banco Nación-), con lo que el barril debería venderse a u$s 73,53 o $ 2845,50.

Por lo pronto, desde la Secretaría de Gobierno de Energía están preparando una presentación acerca del tema combustibles, luego de las declaraciones de Javier Iguacel de crear un sistema de referencia de precios. Todavía no hay detalles sobre las diferencias que tendría esa herramienta respecto a la aplicación Precios en Surtidores (en vigencia desde 2017, que indica los valores de naftas y gasoil en todas las estaciones de servicio del país), aunque las petroleras recibieron con preocupación los comentarios de Iguacel, al entender que quiere controlar o intervenir el mercado con una suerte de "Precios Cuidados" para el sector.

Además del dólar y el petróleo, está en mira el tema de los biocombustibles: después de una presión de las empresas productoras de biodiesel (a base de soja), que no entregaron sus productos a las refinadoras en la primera semana del mes, en medio de la devaluación y la suba de retenciones, el Gobierno compensó y elevó por segunda vez en una semana los precios internos para el corte obligatorio. Iguacel tiene en carpeta elevar hasta un 20% o 25% la mezcla de los biocombustibles en las naftas y gasoil, lo que sería un alivio para los productores de biodiesel (sin posibilidad de exportar a Estados Unidos y Europa) y un motivo para que las petroleras, en guerra contra los biocombustibles, aumenten más sus precios.

Fuente: El Cronista