07/09/18

El FMI quiere "fortalecer" el acuerdo con la Argentina y no descartó más financiamiento


El vocero del Fondo, Gerry Rice, dijo que se están "discutiendo activamente" los temas vinculados al financiamiento Fuente: AFP

WASHINGTON.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó que ofrecerá todo el "apoyo" posible y buscará una "rápida conclusión" de las negociaciones para "fortalecer" el acuerdo stand-by por US$ 50.000 millones vigente con la Argentina, sin descartar del todo la posibilidad de que el nuevo programa incluya un aumento del fondeo disponible para el Gobierno.

Un día después de que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , afirmó que el Gobierno se las arreglará sólo con la asistencia del Fondo para apuntalar su programa financiero y recuperar la confianza de los mercados, y no descartó la posibilidad de que haya una ampliación del acuerdo vigente, el director de Comunicaciones del FMI , Gerry Rice, afirmó que las medidas en el menú de la política económica oficial y los temas vinculados al financiamiento se están "discutiendo activamente".

"El Gobierno ha enfatizado su intención de revisar su plan de política para aislar mejor a la Argentina de los recientes cambios en los mercados financieros globales. Y, una vez más, queremos servir de apoyo lo más que podamos con eso, trabajando estrechamente con las autoridades argentinas para fortalecer aún más el programa del Fondo", indicó Rice.

Ante una pregunta de LA NACION acerca de si esas negociaciones contemplaban una ampliación del programa vigente de US$ 50.000 millones, Rice, al igual que Dujovne, no confirmó ni negó esa alternativa, y evitó dar detalles al responder: "En cuanto a los detalles de las medidas y los temas relacionados con el financiamiento, estos son temas que se están discutiendo activamente en este momento, por lo que, una vez más, no puedo anticipar esas discusiones que están en curso. El diálogo es muy activo en este momento".

Con todo, Rice reiteró que las discusiones han dejado avances, y volvió a expresar de manera explícita el "apoyo total" del Fondo y de la directora Gerente, Christine Lagarde , a la Argentina. La última especulación, que ni el Gobierno ni el Fondo han negado, es que ese respaldo, que tiene como pilar principal al gobierno de Donald Trump, podría redundar en más fondos para el país. En más de una ocasión, Rice habló de "fortalecer" el programa vigente, que hasta el momento ha sido ineficaz para desterrar del todo las dudas de los inversores sobre la capacidad de pago de la Argentina.

El vocero del Fondo indicó que la sustentabilidad de los pagos de la deuda forman parte de las discusiones, junto con "el potencial de otras formas de financiamiento", en alusión al calendario de los desembolsos del programa y las discusiones para modificarlo.

Dujovne aterrizó hoy en Buenos Aires luego de pasar dos días en Washington en reuniones en el Fondo y el gobierno de Donald Trump. El secretario de Política Económica, Guido Sandleris, y el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, continúan aquí en negociaciones técnicas con el staff del Fondo.

Las negociaciones entre el Gobierno y el Fondo redundarán en enmiendas al acuerdo aprobado por el board del organismo hace apenas tres meses. El continuo azote de los mercados, que en las últimos días parece haber dado una tregua, agravó la crisis económica y terminó por deshilachar casi todas las cifras que quedaron plasmadas en la Carta de Intención y el Memorando de Política Económica que acompañaron el programa de tres años por US$ 50.000 millones. En medio de ese persistente castigo, el respaldo de Lagarde y su equipo al presidente Mauricio Macri se ha mantenido incólume.

"La Argentina tiene el apoyo total del FMI", reiteró Rice.

Ayer, el mercado le dio un respiro a la Argentina con una baja del dólar y una mejora en la cotización de los bonos que redundó en una caída del riesgo país. El peso tuvo el mejor día respecto del dólar de todas las monedas emergentes. Así y todo, el peso ha sido la moneda que más se depreció respecto del dólar este año entre los países emergentes que han sufrido la suba de tasas de interés en Estados Unidos y un cambio de ánimo de los inversores, que ahora miran con un poco menos optimismo a la economía global.

Más allá de los avances con el Fondo, un aspecto clave que los inversores siguen con especial atención es el panorama político de la Argentina, el respaldo de la oposición y la gobernabilidad de Macri. Por eso, una señal tanto o más importante que el nuevo respaldo del FMI fue el acuerdo alcanzado por la Casa Rosada con los gobernadores, que será sellado en una foto de Macri con los 24 mandatarios provinciales, una imagen que buscará mostrar el compromiso con la nueva meta fiscal de "déficit cero".

Fuente: La Nación