25/09/18

Crece la cantidad de estaciones de servicio que no aceptan pagos con tarjetas de crédito


En Rosario la cámara de estacioneros locales decidió no aceptar más pagos con tarjetas de crédito. (Foto: gentileza El Ciudadano)

Los principales directivos de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) fueron recibidos por el subsecretario de Comercio Interior, Ignacio Werner, para analizar las problemáticas de las estaciones de servicio.

Según reveló el vocero de la entidad Gabriel Bornoroni, la reunión se centró en la necesidad de reducir la tasa de 1,3% que los bancos cobran a los empresarios por ventas con tarjetas de crédito y en achicar los plazos de 28 días para recibir el dinero.

"Los sucesivos aumentos que vienen suscitando implican, además del elevado arancel que las EESS deben abonar, una pérdida constante de capital de trabajo al vender a un precio y tener que recomprar 28 días después a un nuevo precio", detalló Bornoroni.

El encuentro se realizó en la subsecretaría y además de Werner también estuvo el director de Políticas de Interior y Competencia Nicolás D´Odorico. Por Cecha, participaron el presidente Carlos Gold, el vicepresidente Alberto Boz (FAENI), el gerente de la entidad, Guillermo Lego, y el portavoz.

"En la reunión se explicó exhaustivamente la situación que atraviesan las EESS recalcando que pasaron prácticamente ocho meses, desde las primeras reuniones en la entonces Secretaría de Comercio y la situación hoy continúa sin resolverse", enfatizó Bornoroni, titular de la Federación de Expendedores del Centro de la República (FECAC).

Werner escuchó cada uno de los reclamos y abrió un impasse de 15 días para generar una "posible solución", agregaron testigos de la reunión. Los empresarios se retiraron satisfechos y con mucho optimismo. Destacaron que desde el Gobierno nacional volvieron a recibirlos y atienden a sus planteos, aunque esperan ilusionados por una medida que alivie las estructuras de costos.

Se calcula que la comercialización de combustibles en la Argentina tiene una presión impositiva del 45%. A este factor, se le suma que las estaciones trabajan con una rentabilidad fijada por las petroleras, que definen los precios, y dejan un margen de entre 8% y 10%, en el mejor de los casos. Además, deben abonar 1% por cobrar en efectivo y realizar los depósitos bancarios, soportar dos aumentos de surtidores por mes y las retenciones nacionales de IVA y Ganancias, que si bien se puede descontar, deben esperar entre 220 y 270 días.

Antes de cerrar el encuentro, la FECAC de Bornoroni y otras cámaras enroladas a Cecha evalúan presentar en las próximas horas una queja ante Defensa de la Competencia y una demanda judicial por "abuso de posición dominante", contra Prisma, la compañía que concentra la emisión de tarjetas.

En este marco, fuentes del sector informaron que aumentó masivamente la cantidad de estaciones de servicio de todo el país que decidieron no aceptar tarjetas de crédito. Si al inicio de septiembre se estimaba que eran un 5% del total, unas 4.500 bocas, hoy ese porcentaje trepó al 20%. Hay casos en Entre Ríos, Córdoba, Chaco y Corrientes, pero la medida se extendió a otras provincias, sostuvieron.

Desde la Confederación insistieron que son las estaciones de servicio independientes las que suspendieron hasta nuevo aviso el cobro de naftas y otros productos con tarjeta, y que desde la organización no impulsan medidas de protestas.

Fuente: Ámbito