21/09/18

Aseguran que bajarán los autos con cambios a Impuestos Internos


Tal como se lo había prometido a la industria, el Gobierno incluyó en el proyecto de ley de Presupuesto 2019 que la revisión de la base imponible para calcular el Impuesto Interno de los autos se hará de forma trimestral. Se lo había pedido la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa) al ministro de Producción, Dante Sica, a raíz de que la aceleración inflacionaria de este año, producto en gran parte del salto cambiario, perjudicó a varios modelos de producción nacional que comenzaron a tributar el gravamen y afectó sus ventas. Así lo establece el artículo 88° de la iniciativa, cambio que también regirá para las embarcaciones deportivas y de recreación, y las aeronaves.

En todos los casos, las actualizaciones se venían realizando en diciembre de cada año, pero con la evolución del Indice de Precios al Consumidor (IPC) del 2018 y la necesidad de las terminales de ajustar los precios de los vehículos al ritmo de la inflación hizo que algunos modelos comiencen a pagar el impuesto. Según la última actualización, hoy paga el 10% de gravamen interno un auto que salido de la fábrica al concesionario, antes de impuestos, tiene un valor de $ 900.000, lo que da un precio al público de $ 1.200.000. En enero debería actualizarse la base lo que fije el IPC anual y a partir de ese momento ir ajustando trimestralmente, de acuerdo el índice de precios oficial.

"Con un año como el que tuvimos, quedamos desactualizados. Una cosa es tener una inflación anual de 15 a 25%, pero otra es tener 40%; te deja mal parado. A partir de ahora, con la revisión trimestral, el sistema se vuelve más ágil y sano", dijeron fuentes de Adefa.

Este año comenzaron a tributar el impuesto dos modelos de vehículos con cinco versiones: la Sw4 de Toyota y la Vito de Mercedes Benz. Pero desde la entidad que nuclea a las terminales plantearon que "el concepto es que no esté ninguno de producción nacional. No era el objetivo cuando se fijó la base de $ 900.000 para pagar el impuesto".

¿Qué debería suceder en enero cuando el Gobierno vuelva a actualizar esa base? Los modelos que comenzaron a pagar deberían bajar de precio porque volverán a quedar afuera. Las empresas analizarán oportunamente los precios, ya que aunque la exportación hoy se presenta como muy buen negocio, que se potenciará si Brasil repunta, el mercado doméstico sigue en caída. Según datos de Adefa, "en lo que va de septiembre las ventas están cayendo 17% respecto de agosto". Y pronostican que el contexto continúe así, en tanto y en cuanto las tasas de interés no bajen y no se calme la incertidumbre, ya que la mayor parte de la venta de autos se hace con financiamiento.

Fuente: El Cronista