22/08/18

Un tren turístico traccionado a energía solar unirá la Puna con Machu Picchu

Se trata del Tren de la Quebrada, cuya construcción arrancó en febrero de este año en la provincia de Jujuy. Propulsado a energía solar, partirá desde la localidad de Volcán hasta Purmamarca, a lo largo de 20 km. En 2019 llegará a Humahuaca y La Quiaca, y en el futuro se conectará con Uyuni, en Bolivia, y con el tren que lleva de Cuzco al Machu Picchu en Perú. Será el segundo tren solar del mundo después del de Byron Bay, en Australia, que funciona desde enero


El primer tren solar turístico de Latinoamérica (y segundo en el mundo) ya arrancó su construcción en la provincia de Jujuy. Se trata del Tren de la Quebrada, que unirá la localidad de Volcán, a 45 kilómetros de San Salvador de Jujuy, con Purmamarca y Maimará, en un recorrido de 20 kilómetros. La segunda etapa de construcción está prevista para el 2019, en que la traza se extenderá hasta Humahuaca, y más adelante llegará a La Quiaca, distante casi 300 kilómetros de la capital provincial, en la frontera con Bolivia.

En el futuro, la idea es conectar esta formación con el ramal que va a a Uyuni y el lago Titicaca, en Bolivia, y al tren turístico que une Cuzco con Machu Picchu, en Perú. "El tren solar seguirá la traza del ferrocarril Belgrano Cargas, desactivado hace 25 años, sobre el Camino del Inca, que fue la primera ruta de comercio de América del Sur", comentó el ingeniero Pablo Rodríguez Messina, coordinador del Tren Jujuy La Quiaca.


En principio, se tratará de un tren pequeño, del tipo "Alerce" que fabrica la compañía local Emepa para Trenes Argentinos y consta de un coche motor y un vagón, con capacidad para 240 pasajeros. Su característica central es que contará con paneles fotovoltaicos en los techos, para ser propulsado tanto por energía solar como diesel hidráulica.

En el desarrollo del prototipo participan técnicos jujeños del parque solar provincial Cauchari y especialistas internacionales que estuvieron a cargo de la construcción del tren solar de Byron Bay, en Australia, que es el primero de estas características en el mundo. "Este es un gran desafío, porque estamos desarrollando una tecnología nueva para el transporte ferroviario del futuro", destacó Messina.

Las obras en el corredor ferroviario de La Quebrada se iniciaron en febrero de este año, con una inversión de u$s 9 millones por parte de la provincia. "Ya hay 5 kilómetros terminados y tres más en construcción", aseguró el funcionario. Entretanto, el gobierno de Jujuy está gestionando un préstamo del BID para llevar adelante la segunda etapa, para la cual se requieren u$s 6 millones adicionales.


El tren tendrá paneles fotovoltáicos en los techos

"Estamos reacondicionando las vías y recuperando las viejas estaciones de tren de Volcán, Tumbaya, Purmamarca y Maimará, que datan de principios del siglo XX y fueron construidas por los ingleses. Una vez terminado, el ramal se unirá a la obra del ferrocarril Belgrano Cargas que está haciendo el gobierno nacional", explicó.

El primer tramo de la obra estará listo para agosto del año que viene, y el tren turístico hará el recorrido entre Volcán y Maimará a lo largo de tres horas, a una velocidad de 30 kilómetros, que es la habitual para trenes turísticos.

El tren hará tres viajes de ida y vuelta diarios, transportando a unos 700 pasajeros por día, en un recorrido por los más bellos paisajes de la puna. Cada estación, además, tendrá un eje temático que se relacione con la gastronomía, el carnaval y la cultura jujeña. De este modo, se impulsan dos industrias sustentables y generadoras de empleo: el turismo y las energías renovables.

Fuente: El Cronista