22/08/18

TGN planea construir un gasoducto entre Vaca Muerta y Buenos Aires

El plan requerirá una inversión de u$s 1200 millones pero aún no se sabe cómo se financiaría.


Con una producción que ya ronda los 30 millones de metros cúbicos (m3) diarios y un potencial enorme de crecimiento, el gran problema que enfrenta hacia el futuro el yacimiento no convencional de hidrocarburos Vaca Muerta es cómo hacer para transportar el gas hasta los grandes centros de consumo o hacia las plantas de gas licuado con el objetivo de ser exportado.

En ese contexto, el Gobierno nacional analiza la posibilidad de construir un nuevo gasoducto que uniría la cuenca neuquina con la localidad de San Nicolás, en la provincia de Buenos Aires.

El proyecto, que requeriría una inversión de u$s 1200 millones, fue presentado por Transportadora de Gas del Norte (TGN), una firma que controla el grupo Techint, al Enargas, según indicó el sitio Econojournal.com.ar.

Más allá de las necesidades concretas, aún no está claro cómo se financiaría la construcción de esta obra de gran porte en el segmento de transporte de gas. En especial, teniendo en cuanta que desde el sector vienen reclamando tener una política tarifaria "coherente" que permita la inversión.

Consultados por El Cronista, voceros de TGN indicaron que no tenían nada nuevo para agregar. En tanto, desde el ministerio de Energía explicaron que la iniciativa aún está en una etapa preliminar y que se están analizando distintas posibilidades para poder concretarla.

La producción de Vaca Muerta

En la actualidad, los gasoductos que llegan hasta Vaca Muerta -Neuba 1 y 2- tienen una capacidad de transporte de 8 millones de m3. Sin embargo, solo Tecpetrol, la petrolera de Techint, ya produce 9 millones de m3 y prevé llegar a los 22 millones para fines del año próximo.

A ese caudal se le sumarán en el mediano plazo proyectos de otras compañías como YPF, Pan American Energy y Pluspetrol. En 2017 se realizaron en Vaca Muerta desembolsos por alrededor de u$s 4500 millones, que este año podrían llegar a alcanzar los u$s 15.000 millones.

Según estimaciones, el desarrollo de la cuenca neuquina requerirá inversiones de u$s 20.000 millones anuales, durante al menos 20 años.

"Hoy estamos en 30 millones de m3 de producción. Tecpetrol va a sumar 10 millones más y otras empresas ya empiezan a aumentar la producción. Pero no hay capacidad de transporte. Es necesario empezar a expandir los gasoductos, tanto para el mercado local como para la exportación", explica Ernesto López Anadón, presidente del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas.

Política tarifaria

Sin embargo, para que estén dadas las condiciones de inversión es necesario tener una política tarifaria que lo permita. Según López Anadón, los precios actuales del gas no lograrían el repago de la inversión.

En ese sentido, una de las posibilidades es construir el caño con dinero de las propias compañías petroleras. De esta manera, las empresas con inversiones en Vaca Muerta se asegurarían de tener capacidad de transporte para evacuar su producción.

Construir un gasoducto troncal de este tamaño demandaría un plazo de, al menos, 36 meses, lo que explica el interés por acelerar los plazos.

La obra contempla el tendido de un caño de entre 30 y 36 pulgadas desde Neuquén hasta San Nicolás. Una segunda opción sería que el tubo fuera hacia Bahía Blanca, donde se podría instalar una planta de Gas Natural Licuado (GNL). El caño podría transportar cerca de 25 millones de m3 diarios de gas.

Fuente: El Cronista