06/08/18

Petroleras mueven otra vez el precio de las naftas y aplican aumento de 5%

YPF subió un 4,5% la nafta súper y un 5,5% la variedad premium. Shell decidió utilizar porcentajes similares. Todavía continúa atrasada frente a la devaluación


La petrolera YPF hizo punta y aumentó ayer entre un 4,5% y un 5,5% los precios al público de los combustibles. A la medianoche, su competidora Shell anunció una movida similar. Con esta decisión, el litro de nafta premium quedó arriba de los $ 35.

Aún así, los precios de los combustibles siguen con un retraso de entre 15% y 20%, frente a la devaluación ocurrida entre fines de abril y junio y el alza en los valores del petróleo. Las empresas esperan terminar de recomponer sus precios a fin de año, con sucesivos incrementos mensuales. La de ayer fue la tercera suba en las últimas cinco semanas y el tercer mes consecutivo con aumento. En este año, en el que la nafta súper de YPF en la ciudad de Buenos Aires ya tuvo un incremento de 29,6% (de $ 22,66 a $ 29,37 por litro), solo en marzo y mayo no hubo alzas en los precios de los combustibles.

A todo esto, el Ministerio de Energía todavía no definió los valores de los biocombustibles para su mezcla (10% de biodiesel en el gasoil y 12% de bioetanol en las naftas). Solo por el incremento de los biocombustibles en julio, YPF subió un 1% sus precios en surtidores, apenas publicado el nuevo valor en el Boletín Oficial.

En los últimos días surgió una queja de las petroleras en cuanto a que los biocombustibles (un sector regulado) ya tuvieron aumentos más fuertes que los materializados en surtidores, lo que implica que las refinadoras asuman un mayor costo. Los valores regulados del bioetanol registraron un alza de entre 22% y 30% en lo que va de 2018, mientras el del biodiesel creció hasta 64%. Mientras tanto, el Gobierno analiza aumentar más el corte, hasta cerca de un 18%.

YPF, que tiene aproximadamente un 55% de las ventas, fue la primera en cambiar ayer los valores de la nafta súper en Capital Federal de $ 28,11 a $ 29,37 por litro (4,5%); la nafta premium pasó de $ 33,53 a $ 35,37 (5,5%); el gasoil común, de $ 24,44 a $ 25,71 (5,2%); y su versión premium, de $ 29,30 a $ 30,91 (5,5%).

Antes de la medianoche, Shell (que tiene 20% del mercado) comunicó los valores que comenzarán a regir en los surtidores desde la hora 0. La V-Power Nitro pasó de $ 34,99 a $ 36,95; la súper, de $ 28,98 a $ 30,28; la V-Power Diesel de $ 30, 98 a $ 32,73 y el gasoil común de $ 25,82 a $ 27,26. Con estos precios, el incremento osciló entre 4,5% y 5,6%, casi idéntico al de la petrolera estatal. Todavía falta conocer los datos de Axion, que seguramente se informarán en las próximas horas. Otras compañías, con menos peso en el mercado, como Petrobras (en proceso de cambio hacia Puma, comprada por Trafigura) y Oil Combustibles (en plena quiebra) ofrecen una gran dispersión de precios en Buenos Aires y no siempre ajustan al mismo tiempo que las firmas líderes.

Medida en dólares al valor de venta del Banco Nación del viernes ($ 27,80 por dólar), la nafta súper de YPF quedó en u$s 1,05, lo que da una medida del atraso que todavía tienen los precios. Antes de la devaluación de abril y con el petróleo Brent en u$s 67 por barril (hoy está en u$s 73), el litro de nafta estaba entre u$s 1,25 y u$s 1,30, al mismo nivel que en Chile y Brasil. En cambio, ahora, Chile mantiene un precio de u$s 1,33 y Brasil, de u$s 1,21, según la web Global Petrol Preces. Uruguay pasó en estos meses de u$s 1,60 a u$s 1,80 por litro. Es uno de los argumentos que utiliza el ministro de Energía, Javier Iguacel, para combatir las críticas que, en reserva, le hacen las petroleras al Gobierno, que dice que el mercado está totalmente liberado pero opera para que YPF acote sus aumentos y arrastre a la competencia a ceñirse a unos "precios cuidados".

Fuente: El Cronista