27/08/18

Obra pública: empresarios ya dudan del futuro del PPP

EL GOBIERNO APURA UN FIDEICOMISO - Ven panorama sombrío a causa del escándalo de corrupción. Bancos no podrán financiar porque se supone que hubo evasión fiscal.


Guillermo Dietrich

El denominado escándalo de los cuadernos puede tener un efecto higiénico en el futuro, en la manera de contratación de la obra pública, pero en lo inmediato va a generar una consecuencia no deseada por el Gobierno. Entre empresarios que no quedaron atrapados en la trama de sobornos y arrepentimientos, pesa la idea de que la actividad va a ir para atrás en los próximos meses con números peores que el resto de los sectores económicos.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), la construcción venía en crecimiento desde marzo de 2017, con un pico de 27% interanual en octubre. Este año, creció en enero y febrero al 19%, en marzo al 8%, en abril al 14%, mayo al 7% y en junio cortó la racha tuvo una contracción del 0,1%. Es que si bien es cierto que se sintió el impacto de la devaluación, por otro lado

las revelaciones del juez Claudio Bonadio sobre sobornos torpedearon la única política que tenía pensada el Gobierno para seguir haciendo obra pública con el visto bueno del Fondo Monentario Internacional (FMI): el Programa de Participación Público Privada (PPP).

Los empresarios que se aprestaban colaborar con esa jugada ahora están en la duda. Por un lado, el costo del financiamiento explotó y elevó las garantías que deben presentar los consorcios que resulten ganadores.

Pero además, en el caso de las empresas que quedaron pegadas al escándalo, perderán el crédito. La investigación puede derivar incluso en acusaciones de evasión fiscal y por lo tanto los bancos no podrán otorgarles asistencia. "Si la economía va mal, a nosotros nos va peor, y los PPP, peor todavía", describió un empresario de primer nivel a Ámbito Financiero. El mismo señaló que "el tema de los cuadernos ayuda a que la situación empeore".

Es por ello que el jueves pasado, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, anticipó que el Gobierno ahora trabaja en una vía alternativa para que los PPP no terminen solo en buenas intenciones. "Vamos a activar un fideicomiso, administrado por nosotros, al cual los bancos le van a prestar, y el fideicomiso será el encargado de efectuar los desembolsos para prestar el dinero a las empresas", dijo el funcionario al hablar en el marco del encuentro anual de la Asociación de Concesionarios de Autos de la República Argentina (ACARA).

Se supone que los bancos van a prestar su dinero a ese fondo y desde ahí irá el financiamiento a las empresas. Hasta ahora en concreto el PPP tiene otorgados seis corredores viales, con una inversión de u$s6.000 millones. El ministro de Transporte asegura que las obras van a comenzar como estaba previsto, en octubre próximo.

Fuente: Ámbito