27/08/18

Mendoza adjudicó seis áreas petroleras y continúa con su expansión petrolera

Se asignó la explotación de dos áreas y la exploración de otras cuatro. San Rafael, Tupungato y Malargüe son los departamentos que albergan estos pozos.


El ministro de Energía y Minería de la Nación, Javier Iguacel, acompañado por los ministros mendocinos Martín Kerchner, Lisandro Nieri y el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, visitaron el departamento de Malargüe para recorrer el yacimiento hidrocarburífero Los Cavaos.

Allí, Kerchner anunció la publicación del decreto de adjudicación de seis áreas petroleras ubicadas en San Rafael, Tupungato y Malargüe: “A fines del 2017 informamos en este departamento el llamado a licitación para explotar y explorar once áreas petroleras en distintas zonas de la provincia. Aquí también comunicamos el avance de ese proceso y hoy tenemos la grata noticia de la adjudicación de seis áreas, dos para explotación y cuatro para exploración.

En Malargüe se ubican tres de estas áreas y permitirán una inversión de 60 millones de dólares en los próximos tres años. Esto significa que en Mendoza no sólo dejó de caer la extracción de crudo sino que, de a poco, comienza a crecer”, destacó el ministro de Economía.

“Apuntamos a que la Argentina tenga energía limpia, barata y abundante. El desarrollo de recursos no convencionales como es Vaca Muerta y la zona de Malargüe que hoy visitaremos nos va a permitir generar trabajo y expandir la frontera del gas a través de la tecnología de punta que licúa el gas natural y lo transporta, mediante los gasoductos virtuales, hasta Luján de Cuyo. Estas acciones potencian la reconversión de la matriz productiva de Mendoza”, explicó el ministro Javier Iguacel.

Las áreas quedaron en manos de tres empresas: Aconcagua, El Trébol e YPF. En total se prometen 60.921.133 dólares de inversión.

La empresa Aconcagua ganó la explotación de las dos áreas que se habían licitado, una de ellas es Puesto Pozo Cercado. Ubicado en Tupungato, este pozo había sido quitado a la empresa Chañares Herrados por falta de inversión. Como pago inicial, deberá abonar $82.924.750, pero además se compromete a invertir u$s 31.096.000 durante los primeros 10 años de concesión (la adjudicación es por 25 años en total). Además, deberá pagar 12% de regalías.

Aconcagua también se quedó con la explotación del área Atuel Norte, que estaba sin actividad. Para esta área la empresa deberá abonar $7 millones como pago inicial y se comprometió a invertir u$s 3.793.333 en la primera década de concesión.

Mientras que El Trébol, empresa que tomó protagonismo porque realizó la primera prueba de fractura hidráulica en Malargüe, ganó la exploración para el área Loma el Cortaderal y cerro Doña Juana, con una promesa de inversión de 4.402.500 dólares para el primer período de exploración. Si accede al segundo período de exploración, deberá invertir otros 4 millones de dólares.

Por su parte, YPF, que había estado ausente en varias licitaciones, volvió a interesarse por la provincia y resultó adjudicataria del área CN VII A, en Malargüe, con una promesa de inversión de 9.287.800 dólares en la primera etapa. También le adjudicaron el área conexa, CN VIII Norte, con una promesa de inversión de 4.585.000 dólares. Fuera de la cuenca neuquina, YPF también consiguió la adjudicación del área Puesto Pozo Cercado Occidental, en Tupungato, donde compromete a invertir 7.756.500 dólares.

Fuente: Revista Petroquímica