01/08/18

La justicia embargó al gremio de Camioneros por $ 1000 millones

Un juez laboral aceptó el pedido de Trabajo, que busca cobrar una multa por haber violado la conciliación obligatoria.


Hugo Moyano, junto a sus hijos Pablo y Facundo, en una conferencia de prensa hace una semana, tras la sanción de Trabajo. Foto: Mario Quinteros

El juez laboral porteño Ignacio Ramonet dispuso ayer el embargo preventivo de las cuentas del gremio de Camioneros hasta cubrir el monto de la multa que fijó el Ministerio de Trabajo que asciende a 809.790.710 pesos. A su vez, también corren intereses y costas que ya suman 242.937.213, pesos por lo que el monto total del embargo supera los 1.052 millones de pesos. Así lo confirmaron desde el ministerio de Trabajo. Corre para las cuentas que tiene el sindicato en los bancos Nación, Provincia y Macro. De hecho, Hugo Moyano había dicho que solo en el Nación, el sindicato dispone de 33 millones de dólares.

Todo viene a cuenta de que la cartera laboral, a cargo de Jorge Triaca, pidió este lunes el embargo preventivo de las cuentas del sindicato ante la negativa de Camioneros a pagar cuando la semana pasada apeló la sanción monetaria por la vía administrativa. Trabajo había multado al sindicato basándose en la ley 25.212, que impide cualquier medida de fuerza por parte de un sindicato durante el plazo que dure la conciliación obligatoria (en este caso se refiere a no acatarla a principios de 2018, cuando negociaba el bono de fin de año). La ley prevé sanciones desde 50% al 2000% del valor mensual del Salario Mínimo, Vital y Móvil por cada trabajador afectado. En Trabajo definieron aplicar el mínimo, es decir 4.430 pesos (la mitad del SMVyM a diciembre de 2017) por cada uno de los 182.797 afiliados al sindicato.

En cualquier caso, el sindicato prepara para mañana la apelación del fallo de primera instancia. A la par de la presentación a la Cámara laboral, la comisión directiva de la Federación de Camioneros tiene previsto reunirse para analizar los pasos a seguir: ¿Acaso medidas de fuerza como una instancia superadora a lo que vienen siendo las declaraciones explosivas contra Mauricio Macri que vienen dando a la prensa tanto Hugo como Pablo Moyano?

En clave sindical, el grupo de gremios que articula con el moyanismo, y que incluye a SMATA, UOM y la Corriente Federal, le hicieron saber del apoyo a Pablo porque “Camioneros es el inicio del avance contra todos los sindicatos que defendemos a los trabajadores”. Buscan hacerse de la conducción de la CGT para darle un protagonismo callejero.Si no lo lograran, buscarán avanzarán con una estrategia de paros sectoriales y escalonados; algo que calzaría justo en el planeta Camioneros .

Con todo, el sindicato se muestra optimista: “La Cámara va dejar sin efecto esta multa escandalosa como sucedió en 2012”, aseguró el abogado del gremio Hugo Moyano hijo a este diario, al aludir a la sanción que le impusiera el entonces ministro de Trabajo de Cristina Kirchner, Carlos Tomada.

En su última conferencia de prensa, Moyano padre salió a acusar al Gobierno de querer “quebrar la obra social” de Camioneros y amenazó con “llevar a los enfermos a la puerta del ministerio” de Trabajo. En tanto, el abogado Daniel Llermanos, que se encarga de la defensa de Hugo y asesora en cuestiones penales al gremio, dijo a C5N: “Esto pone en peligro la salud de miles de pacientes violentando los derechos humanos por lo que considero es un fusilamiento por la espalda”. También se mostró confiado en que no habrá “un juzgado laboral que se vaya a cargar sobre la espalda haber destruido a uno de los sindicatos más sólidos de la Argentina”.

Fuente: Clarín